Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 7 de septiembre de 2015

En audiencia pública, el Fiscal Décimo delegado ante la Corte, Carlos Iván Mejía, acusó formalmente a Morelli por los delitos de celebración de contratos sin el lleno de requisitos y peculado por apropiación a favor de terceros y dijo que la exfuncionaria tenía la decisión caprichosa de cambiar la sede, sin que fuera necesario, y para ello burló conscientemente la Ley. 

“(...) impulsó, dirigió y definió una caótica estrategia administrativa que a cualquier costo le permitiera acceder a una nueva sede con total indolencia para los recursos públicos”, dijo el fiscal. 

Esto -agregó el ante acusador- habría significado un detrimento patrimonial de $12.292 millones derivados del pago del arriendo de la nueva sede del organismo de control fiscal, tendiendo en cuenta entre otros que la Contraloría pagó $5.377 millones durante un mes en el que no fue ocupado el inmueble, por trabajos de mantenimiento. 

En específico, se trata de los contratos 233 y 234 firmados con la sociedad Proyectos y Desarrollos S.A., de manera directa, sin elaboración de estudios técnicos ni de precios con lo que Morelli habría violado los principios de plantación y economía. 

El fiscal dijo que la justificación de la necesidad de cambio de la sede fue “absurda” y que fueron falaces los argumentos para no intervenir ni mejorar las deficiencias de la sede anterior. 

“Queda al descubierto la falta de planeación sino también la falta del deber de selección objetiva en la escogencia del inmueble y, por ende, del contratista arrendador”, señaló la Fiscalía que citó cómo el Ministerio de Hacienda en su momento se mostró en desacuerdo con la idea del nuevo arrendamiento y propuso una ruta de solución para mejorar las condiciones de habitabilidad de la sede fija. 

Para la Fiscalía, la excontralora Morelli debió seguir esa ruta que incluía un traslado temporal a otra sede mientras se hacían las respectivas obras y así descartar un trasladó definitivo a otro lugar. 

En ese sentido, para la Fiscalía, Morelli “manipuló” y direccionó la negociación porque su verdadera intención era trasladarse de sede, como fuere, y para esto llevó a cabo contratos no idóneos, sin el lleno de requisitos legales y citando estudios técnicos inexistentes. 

“Para la Fiscalía constituye una grosera irregularidad el que Morelli no haya definido integralmente en los estudios previos antes de la relación de estudios de mercado”, señaló el Fiscal Mejía al explicar los supuestos vicios de todo el proceso contractual. 

La audiencia de este lunes se realizó con la presencia de Morelli, quien regresó al país, luego de cinco meses de aplazamiento pues el primer intento de hacer la acusación no fue exitoso pues la exfuncionaria estaba en Italia. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.