Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia

Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

lunes, 27 de mayo de 2024

Aunque sus formas de Gobierno fueron diferentes los expresidentes estuvieron de acuerdo en que no es posible una constituyente a través del Acuerdo de Paz

Luego de que el presidente Gustavo Petro asegurará que el acuerdo de paz lo facultaría para convocar una constituyente, fundamentando sus declaraciones en los documentos del tratado de paz firmado con las antiguas FARC, y señalando que dicho acuerdo posee la legitimidad necesaria para promover este proceso, algunos expresidentes de Colombia se han pronunciado.

Por su parte, Iván Duque, expresó que no está de acuerdo con esta propuesta y por ende afirmó que con la Constituyente se estarían saltando los procedimientos constitucionales "con el fin de perpetuarse en el poder, utilizando como pretexto el Acuerdo con las Farc o un eventual contrato por adhesión a las pretensiones del ELN”.

El domingo pasado, el expresidente Juan Manuel Santos también expresó que utilizar el acuerdo para convocar una constituyente "es un absurdo". Asimismo añadió que “la Asamblea Constituyente sólo se puede convocar usando los procedimientos que establece la Constitución, cualquier intento de hacerlo por otras vías se enfrentaría con el poder legislativo, judicial, las Fuerzas Armadas y con la gran mayoría de colombianos”.

También agregó que invitaba al Gobierno a enfocar esfuerzos en implementar el acuerdo de paz, misma acción que no requiere constituyente, ni acuerdos especiales sino que depende de la voluntad política.

El hecho de que la Constituyente no puede ser convocada, también fue resaltado por el expresidente Ernesto Samper Pizano quien afirmó que no es posible legitimar la convocatoria de una Asamblea Constituyente en el Acuerdo de Paz de La Habana suscrito entre el Estado y las Farc toda vez que "sería una Constituyente de facto, un salto al vacío de la institucionalidad que empezaría por desconocer el Congreso y la Corte Constitucional”.

Las declaraciones no han sido algo reciente, pues en días pasados el expresidente Álvaro Uribe también había tocado este punto afirmando que "no puede el presidente Petro inventarse un mecanismo diferente para convocar una Asamblea Constituyente, eso sería un golpe de Estado”, toda vez que este tipo de figura se encuentra "rigurosamente reglamentado en la Constitución".

Incluso el expresidente Andrés Pastrana Arango se unió a las reacciones, pues en días pasados se había expresado en contra de la propuesta formando una declaración de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) en la que se exponía que la Constituyente sería motivo para alertar sobre "la deriva autoritaria que pudiera significar tal planteamiento, a la luz de las experiencias del socialismo del siglo XXI en Venezuela (1999), Bolivia (2006) y Ecuador (2007, 2008)".

Respuesta de Petro

Es esto que dice Sergio Jaramillo lo que constituye un engaño.

Cuando se utilizó el mecanismo del "fastrack" en el Congreso, no se presentaron las reformas claves pactadas en el acuerdo: 1. La reforma agraria. 2. La transformación del territorio y 3. La verdad judicial

Pasó lo… https://t.co/8RryAQX5q7

— Gustavo Petro (@petrogustavo) May 27, 2024

El presidente Gustavo Petro respondió a la polémica generada por la propuesta de una constituyente que sigue tomando fuerza entre su Gobierno, vía X afirmó que “cuando se utilizó el mecanismo del 'fastrack' en el Congreso, no se presentaron las reformas claves pactadas en el acuerdo: 1. La reforma agraria. 2. La transformación del territorio y 3. La verdad judicial".

También resaltó que “En mi opinión le corresponde ya al poder constituyente del pueblo el hacerlo (…) una asamblea constituyente solo es un medio de varios para expresar el poder constituyente”.

Asimismo sobre lo que afirmó Santos, afirmó que el "ataque" contra la propuesta "se junta con la de Uribe, es una forma de hablar de paz”. Y puntualizó que “aunque mis propuestas mueven las aguas y producen a veces, tormentas en un "statu quo" que muere en la inercia de los privilegios, las exclusiones y las desigualdades de la mayor parte de su sociedad, hemos logrado que este gobierno ponga a hablar a la sociedad colombiana de Paz y Democracia. La palabra tiene poder. Palabra que sí”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.