Colprensa

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co Miércoles, 16 de agosto de 2017

Buscan cuantificar el daño patrimonial

Luego de que la Contraloría General de la República revelara el mes pasado que Electricaribe habría desviado $78.500 millones que se suponía iban a ser destinados para subsidios, indicó finalmente que abrió una indagatoria preliminar contra la empresa.

El anunció lo hizo la entidad dirigida por Edgardo Maya, por medio de la Contraloría Delegada de Minas y Energía, e indicó que se verificará si los usuarios de la Costa Caribe fueron o no beneficiados con los subsidios otorgados entre 2010 y 2014.

Luego de revisar alrededor de 800.000 facturas mensualmente entre 2015 y 2016 el ente acusador pudo constatar que los recursos no alcanzaron a sus destinatarios y se presume que la compañía abría desviado el dinero para subsanar deudas internas en lugar de entregarlos a los 600.000 beneficiarios que debían recibirlos.

Otro asunto que se espera revisar es el total del monto del daño patrimonio estatal que dejó de cuantificarse durante cinco años en los que aún no se ha hecho la revisión. Los Fondos de Energía Social, Foes, correspondían a un subsidio destinado a población vulnerable que había sido girado por el Gobierno a la empresa de energía.