Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alexis Posso - aposso@larepublica.com.co miércoles, 29 de mayo de 2019

Se trata de un contrato que se firmó por casi $21.000 millones y por el que debían elevarse 517 viviendas para indígenas

La contraloría General de la Nación conoció un nuevo caso de presunta corrupción en la Gobernación de Alan Jara. A finales de 2015, el gobernador del departamento del Meta celebró un contrato con la Unión Temporal Vivienda de Interés General Indígena del Meta, en ese momento responsabilidad de William Bravo Bermúdez.

El contrato se firmó por casi $21.000 millones y debían elevarse 517 viviendas para indígenas vulnerables en territorio departamental. Tres años después aún no se construye ninguna casa.

Jara tiene varios procesos en la Contraloría por contratos para insumos médicos en hospitales del Meta cuando fue gobernador. También fue investigado por los hechos de Fidupetrol y ahora se suma este contrato por el que la Contraloría compulsará copias a la Fiscalía General y a la Procuraduría.

La Contraloría identificó también que hubo un pago de cerca de la mitad del contrato solo un mes después de que se pactó. Las obras están completamente abandonadas y no hubo una supervisión adecuadas para exigirle al contratista que cumpliera con sus obligaciones de acuerdo a los recursos entregados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.