Reuters Sábado, 17 de enero de 2015

La Corte Suprema de Estados Unidos dijo que decidirá si los estados pueden prohibir los matrimonios homosexuales, con lo que entrará en un asunto socialmente controvertido en uno de los fallos más esperados del año.

La corte, en un breve escrito, dijo que atenderá los casos que se refieren a las restricciones a las uniones en Michigan, Kentucky, Ohio y Tennessee.

La decisión, que se espera para fines de junio, determinará cuales de las 14 prohibiciones estatales que quedan se acabarán.

La Corte dijo que tomará una decisión sobre dos asuntos: Si los estados deben permitir que las parejas del mismo sexo se casen y si los estados deben reconocer a los matrimonios del mismo sexo que se realizaron fuera de su jurisdicción.

La corte escuchará los argumentos en abril durante dos horas y media.

Entre las demandantes hay dos enfermeras, April DeBoer y Jayne Rowse. “Estamos ahora mucho más cerca de ser reconocidas totalmente como familia y estamos emocionadas”, dijo DeBoer.

El fiscal general Eric Holder dijo que el Gobierno del presidente Barack Obama presentará documentos a la Corte que apoyan a las demandantes y buscan que el matrimonio homosexual se legalice en todo el país.

Obama se convirtió en 2012 en el primer presidente en ejercicio en apoyar el matrimonio homosexual. La mayor parte de los estados que defienden las prohibiciones han pedido, al igual que los grupos de derechos de homosexuales, que la máxima corte atienda el asunto para resolver la incertidumbre legal.