Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co Lunes, 27 de agosto de 2012

El plagio en un proyecto de ley que buscaba crear un Congreso Juvenil, ya generó la renuncia de uno de los asesores del senador Juan Carlos Vélez, ponente de la iniciativa.

Así lo sostuvo ayer el parlamentario, quien además pidió disculpas por lo sucedido con el proyecto.

“Mi asistente legislativo, después de 5 años trabajando conmigo, me ha confirmado, que en el transcurso del día presentará la renuncia al cargo”, dijo ayer el congresista a través de su cuenta de Twitter.

Vélez confirmó que el plagio se dio apoyado en unos artículos publicados por el diario El Espectador, la revista Semana, así como de documentos de algunos movimientos juveniles como Colombia Joven y JuventudEs Colombia.

El hecho provocó además que fuera retirado el trámite de la iniciativa, la cual buscaba, entre otros aspectos, que los jóvenes entre los 18 y los 24 años presentaran proyectos de ley y citarán a los ministros para hablar sobre temas que hacen relación a la juventud.

Las denuncias habrían venido de diferentes personas del sector académico, quienes habrían dado cuenta que , por lo menos,cerca del 70% de la iniciativa habría sido plagiada, sin por lo menos el derecho a cita de los textos periodísticos.

En las últimas semanas, el tema del plagio a salpicado a otros reconocidos funcionarios de la esfera pública e incluso ha ocasionado el pronunciamiento de la Corte Constitucional al respecto.

El más reciente quizás es el del auditor general Jaime Ardila, quien fuera denunciado en días pasados de plagiar en varias de sus columnas de opinión a otros reconocidos columnistas. Incluso la FM sostuvo que Ardila habría hecho copia en algunos documentos que fueron entregados al Consejo de Estado, dentro de los trámites para su postulación al cargo.

En otro contexto y partiendo de un plagio cometidos en una tesis de grado por estudiantes de la Universidad Autónoma, la Corte Constitucional llamó la atención de las universidades para que no solo castiguen internamente este tipo de hechos, sino que además los denuncien penalmente a la Fiscalía.