Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea Mancera Rojas - amancera@larepublica.com.co jueves, 15 de noviembre de 2012

En la tarde de ayer, algunos funcionarios de la rama judicial retomaron sus actividades, sin embargo, sus colegas rechazaron esta actitud. Además, hoy se realizará una reunión enla Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, para definir si se frenan los pagos de los salarios de los manifestantes.

El paro sigue, esto fue confirmado por Nelson Cantillo, presidente de Asonal Judicial, quien manifestó que seguirán protestando hasta que el gobierno les de respuestas claras sobre la forma en cómo se va a ejecutar la nivelación salarial establecida en la ley cuarta de 1992. “Vamos a desmentir a quienes dicen que el paro se levantó. Eso es falso, el paro sigue porque no vamos a permitir ese abuso”, indicó el presidente de Asonal quien lideró una marcha desde el complejo judicial de Paloquemao hasta la Plaza de Bolívar en el centro de Bogotá. Para Cantillo, muy pocos funcionarios y empleados de Rama Judicial están conformes con el acuerdo firmado puesto que el presupuesto mencionado no es suficiente para cumplir con las exigencias para alcanzar la nivelación salarial.

“La ministra de Justicia, Ruth Stella Correa y otros funcionarios del Gobierno han sido incapaces de solucionar este problema”, indicó Cantillo al señalar que las solicitudes de la bases no han recibido respuesta clara y viable para lograr el levantamiento del paro judicial. “Esos dos o tres jueces que están trabajando son descongestión y no representan la dignidad de cada uno de nosotros”, indicó el líder quien aprovechó la oportunidad para cuestionar la posición de algunos funcionarios y empleados de la rama judicial. “Estamos luchando para dejarle a las nuevas generaciones una rama judicial digna y con nivelación salarial”, manifestó en medio de un discurso que estuvo marcado por los aplausos y pitos como símbolo de apoyo.

“Si no lo conseguimos hoy no lo vamos a conseguir nunca”. A pesar del acuerdo logrado la semana pasada entre el Gobierno Nacional y Asonal Judicial, algunas ciudades principales del país como Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Santa Marta, Tunja, Popayán, entre otras, se mantienen en paro. Este acuerdo no fue avalado por la mayoría de los empleados judiciales, por considerar que la población judicial del país es mayor y de esta manera no conocerían ni se beneficiarían de los beneficios que se obtendrán. Para la asistente social de los juzgados de ejecución de penas de Bucaramanga y representante de ‘la base’ de Asonal Judicial, Rosa Marín Lozada, el paro no se levanta. Marín complementó que el documento podría representar un incremento, pero “no estamos solicitando aumento sino se dé aplicación a la Ley 4 de 1992, que se hizo efectiva para los Magistrados de las Altas Cortes”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.