Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co Lunes, 10 de diciembre de 2018

Carlos Valdés, director de la entidad responde a las acusaciones y pone en tela de juicio los argumentos presentados.

Tras la muerte de Jorge Enrique Pizano y la de su hijo, se han manejado varias versiones e hipótesis sobre las mismas y el origen del cianuro. Este domingo, Javier Oviedo, doctor del Instituto Nacional de Medicina Legal y miembro del sindicato Sindemedilegal, denunció a Carlos Valdés,  director de la insitución, por faltar a “la verdad científica” al presentar los resultados forenses de Pizano papá.

“El sindicato de Medicina Legal, Sindemedilegal, viene denunciando irregularidades en el Instituto ante los entes de control. Estamos denunciando que lo que el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés Moreno, sale a decir a los medios, es alejado de la verdad científica”, aseguró Oviedo.

En días pasados, Valdés asegurpo que no habían rastros de cianuro en el cuerpo de Pizano, quien fue auditor de la Concesionaria Ruta del Sol II, y antes de su muerte estaba alertando sobre irregularidades que se estaban presentado con la firma brasilera Odebrecht. Oviedo desmintió esta aseveración al asegurar que Medicina Legal no tiene cómo confirmar la presencia de esta sustancia en el cuerpo de un difunto.

“En el caso del señor Pizano, él sale a decir que las muestras de formaldehido y vistral, no se detectó cianuro, es falso porque en el instituto no hay ninguna prueba validada que demuestre o que pueda detectar cianuro en esas dos matrices. (…)  En formaldehido ese procedimiento no existe y no está validada, entonces no entendemos como él sale a decir eso cuando científicamente eso no es cierto”, aclaró el médico.

Además resaltó las inexactitudes que hubo en todo el proceso, porque no se puede asegurar que la sangre encontrada en la toalla del baño pertenezca a Pizano además de la “irregularidad” en la necropsia realizada por  Pedro Emilio Mórales, exsubdirector del servicio forense de Medicina Legal, pues “él sabía que debía dejar una muestra y no lo hizo”.

Asimismo, dijo que él ya había puesto varias denuncias frente a la Fiscalía, pero que no habían sido tenidas en cuenta porque como “quien nombra al director general es el fiscal General de la Nación, entonces al poner una denuncia en la Fiscalía pues no vemos que eso se mueva”.

Ante esto, Valdés se pronunció ese mismo domingo por la noche y aseguró que “el Instituto cuenta con técnicas analíticas validadas para el análisis de cianuro. Este análisis se hace por cromatografía de gases con detector de masas. Esta técnica permite la separación y la posterior identificación de la sustancia con base en los fragmentos de masa, característicos para cada sustancia”.

“Se realizaron los análisis en las muestras disponibles: humor vítreo y vísceras en formol. La metodología esta validada para analizar fluidos biológicos (como sangre y contenido gástrico entre otros) y muestras no biológicas. Por lo anterior, y teniendo en cuenta que se contaba con vísceras, las cuales tienen alta irrigación sanguínea, se constituyen en una buena matriz para el análisis. Teniendo en cuenta que habían sido conservadas en formol, se analizó la parte mas profunda de tejidos, recurriendo a un proceso de destilación para separar y concentrar el contenido de tóxico que pudiera estar presente en las vísceras, y se montó un homogenizado de tejido. Los resultados de los análisis fueron negativos para cianuro”, prosiguió en su comunicado.

Por otro lado, dio sus argumentos para desmentir la degradación del ADN por el formol, pues “es una afirmación falsa, dado que el Instituto de Medicina Legal ha obtenido en muchos casos, ADN de muestras de tejidos que estaban preservados en formol. Los análisis realizados a la botella y a la mancha encontrada en la toalla, fueron realizados por Laboratorio de Genética acreditado; en una de las muestras de la botella y en la mancha de la toalla, se encontró perfil genético que corresponde al padre de Alejandro Pizano”.

El director de Medicina Legal terminó poniendo en duda la autoridad del presidente del sindicato Sindimedilegal al hacer esas afirmaciones porque “revisada la planta de personal él es Médico General, es decir no tiene Especialidad en patología, ni en toxicología, ni en genética”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.