Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co miércoles, 1 de julio de 2020

A nivel distrital el Concejo de Bogotá aprobó una iniciativa similar que implementará su uso en los envoltorios de medicamentos

Puede que a la fecha ya haya escuchado del braille, el sistema que utilizan las personas con discapacidad visual para leer y escribir e, incluso, que lo haya visto en los botones de ascensores, paradas de autobuses o algunos edificios.

Sin embargo, la realidad es que este mecanismo de lectoescritura no está completamente al alcance de las personas ciegas, en parte, porque no hay ninguna ley a nivel nacional que así lo solicite.

El director del Instituto Nacional para Ciegos (Inci), Carlos Parra, comentó que a pesar de que el sistema está presente en algunos sitios públicos, este no es obligatorio. Además, de que no está implementado en otros elementos de uso cotidiano como pueden ser los empaques de alimentos o los medicamentos.

“A los laboratorios y fábricas de estos productos les preocupa más el sobrecosto que puede tener su impresión en cajas y envoltorios que el derecho que tienen las personas ciegas de poder identificar correctamente su medicamento evitando accidentes”, señaló Parra.

Para dar solución a esta problemática han surgido diferentes iniciativas como la de “Sistema Braille Incluyente” que fue aprobada en el Concejo de Bogotá hace unas semanas y que promueve la implementación del braille en los empaques de medicamentos, sin embargo, la medida solo aplica en Bogotá.

Por ello, en busca de una ley nacional surgió el proyecto de ley 063 de la senadora del Centro Democrático María Del Rosario Guerra, con el que busca la implementación obligatoria del sistema braille no solo en el empaque de medicamentos, sino también en empaques de alimentos, servicios turísticos, lugares públicos, entre otros.

“La mayor importancia del proyecto de ley de braille es asegurar que la persona con discapacidad visual no corra riesgos cuando compre un medicamento, que sepa cuál está comprando y en qué dosis”, dijo Guerra.

El proyecto estuvo a un debate en la plenaria de la Cámara de convertirse en ley; sin embargo, se hundió por falta de tiempo para votarlo antes de la terminación de la legislatura. No obstante, Guerra anunció que volverá a radicarlo una vez se retomen sesiones el próximo 20 de julio.

LOS CONTRASTES

  • María del Rosario GuerraSenadora del Centro Democrático

    “Si bien el proyecto no completó los cuatro debates en el Congreso, lo volveré a radicar el 20 de julio; es una iniciativa de inclusión fundamental que va a ayudar a un número importante de colombianos”.

El proyecto señala que “al promover el uso del braille en sectores estratégicos como el turismo y el comercio, se apunta a que las personas puedan tener acceso a la información de los productos y servicios que se brindan en la sociedad”.

En Colombia, según cifras del último Censo que realizó el Dane en 2018, hay más de 1,9 millones de personas con discapacidad visual, por lo que el sistema braille se convierte en su forma de entender los elementos de su entorno y, en el caso de los empaques, tener mayor seguridad frente a su consumo.

Para el director del Inci, este tipo de iniciativa es de real importancia para la población con discapacidad visual pues le dan un “piso jurídico” al braille. Sin embargo, indicó que aun con la aprobación del proyecto de ley 063, elementos como “la llamada etiqueta frontal que deben tener todos los productos alimenticios advirtiendo de los contenidos calóricos y nutricionales de cada producto”, quedan desprotegidos.

Ahora bien, frente al tiempo de aprendizaje, el coordinador del Centro Cultural del Inci, Enrique King, comentó que una persona puede aprender braille funcionalmente en una semana y que el tiempo dependerá de “su motivación y práctica”.

Debe resaltarse que no solo las personas con discapacidad visual pueden aprender este sistema, por ello, el Inci se ha encargado de alentar a los videntes a intentarlo.

“El braille debería tener una mayor difusión, incluso en las personas que ven, pues esto los haría más conscientes de la importancia de este sistema de lectoescritura para las personas ciegas”, concluyó el director de la entidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.