Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 4 de mayo de 2015

Para él, “el modelo actual no permite a la Contraloría General de la República responder como tendría que ser al reto que le significa enfrentar y superar los crecientes fenómenos de corrupción y de ineptitud en el ejercicio de la administración de recursos, bienes e intereses patrimoniales del Estado”. 

En este sentido, el Jefe del órgano de control fiscal propuso “aplicar un cambio sustancial de enfoque, que dé prioridad a la vigilancia de la gestión y de los resultados obtenidos”. 

Según Maya, “se requiere pensar, diseñar e implementar un modelo de evaluación de los resultados de las políticas públicas que define y desarrolla el Gobierno, especialmente las de carácter social”. “Este nuevo modelo de evaluación debe trascender lo meramente financiero y presupuestal para mostrar el real impacto de esas políticas en la calidad de vida y la dignificación de todos y cada uno de los colombianos”. 

Este planteamiento lo realizó el Contralor durante su intervención en un conversatorio sobre las auditorías de desempeño y seguimiento que se aplican en el Reino Unido, en el que también participó el inglés Ray Shostak, miembro de la Junta Directiva de la Oficina Nacional de Auditoría del Reino Unido. 

Este conversatorio hace parte de una serie de ejercicios que Edgardo Maya ha puesto en práctica para fortalecer la capacidad técnica de la Contraloría General de la República, con el fin de que los funcionarios clave del órgano de control aprendan buenas prácticas que han desarrollado en materia de vigilancia y control fiscal en otros países. 

Para Maya Villazón, “un nuevo enfoque del control fiscal no debe limitarse a hacer una trazabilidad de los recursos públicos y de los presupuestos a través de los cuales los mismos se ejecutan, sino que debe garantizar una efectiva verificación de desempeño y cumplimiento material de los objetivos misionales del gestor fiscal”. 

De esta manera, el Contralor aseguró que “los tipos de auditoría como la de regularidad, la auditoría financiera, la auditoría de legalidad o cumplimiento, las auditorías de rendimiento y las auditorías de desempeño, deben aplicarse en función del perfil de la gestión fiscal vigilada en cada caso”. 

Según Maya, “dada la diversidad de entes y sujetos sobre los que recae el control fiscal, la Contraloría requiere tener un conocimiento altamente calificado de cada sector objeto de control y, además, debe apoyarse cada vez más en la Participación Ciudadana en el ejercicio auditor”. 

Es necesario crear un tribunal de control fiscal 

El contralor Maya aseguró que “es necesario dividir las tareas de los órganos de control fiscal, de modo que unas dependencias se ocupen de ejercer las funciones de vigilancia y control, mientras otras se encargan de adelantar el juicio fiscal y la sanción correspondiente”. 

Para el Contralor, este es uno de los pilares de su propuesta, pues la creación de un Tribunal de Cuentas, como él lo llama, ayudaría a que la Contraloría como tal se encargue exclusivamente del control y vigilancia de lo que hacen las instituciones con los dineros públicos”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.