Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Juliana Ramírez Prado

viernes, 17 de junio de 2016

En concreto, la sociedad Radio Cadena Nacional S.A. (RCN) se opuso a dicho registro de la empresa editorial vallecaucana argumentando que era similar y confundible con su marca “RCN La Radio En La Jugada’,  la cual ya estaba registrada ante la Superindustria y gozaba de protección.

Para Mauricio Jaramillo, socio de Gómez Pinzón Zuleta y experto en propiedad intelectual, la concesión de la marca ‘En La Jugada’ para la clase 16 a pesar de estar la marca ‘RCN La Radio En La Jugada’ en clase 41 (programas de entretenimiento por radio y televisión), podría afectar los derechos marcarios de esta última.

“Podría pensarse que hay una conexidad competitiva entre los mismos y además se podría inferir que un consumidor asumiría que la marca utilizada por el periódico proviene de un mismo origen o guarda alguna relación o vinculación con quien produce el programa radial o de televisión”, puntualizó Jaramillo.

En el primer intento, cuando la Delegatura para la Propiedad Industrial realizó el estudio comparativo pudo determinar que efectivamente se correría el riesgo de confundir a los consumidores dadas sus similitudes con la marca, sin contar que los servicios  que pretendían distinguir se presentaba una relación directa haciendo que los signos eventualmente sean asociados a un mismo origen empresarial.

Sin embargo, la Superintendencia de Industria y Comercio  determinó que no había ningún problema con la marca ‘En La Jugada’ “por cuanto los mencionados productos no tienen relación competitiva con el servicio de “producción, montaje y presentación de programas de entretenimiento por radio y televisión”, de la clase 41 que ampara la marca “RCN La Radio En La Jugada’.

Guillermo Navarro, socio de Muñoz Abogados, manifestó que aparentemente hay coincidencia marcaria y debía negarse pues no hay duda de la relación que hay en las clases de servicios de comunicación con independencia de si son orales, escritos o audiovisuales.

Ahora bien, este caso tiene otro trasfondo si se tiene en cuenta que “según se detalla en el expediente, quien primero registró la marca desde 2001 fue El País, pero sus registros que identificaban varias categorías fueron cancelados por falta de uso. Aunque la  realidad es que en clases 38 y 41 las marcas han coexistido desde el 2012”, explicó Navarro.

Cabe recordar que contra la decisión de la SIC no procede ningún recurso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.