Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Simón Granja - sgranja@larepublica.com.co Viernes, 19 de septiembre de 2014

Dolex se quitó el pequeño dolor de cabeza que lo atormentaba tras la solicitud de registro de la marca Doxet, solicitado por Next Pharma Sourcing, para distinguir productos farmacéuticos. La Superintendencia de Industria y Comercio le dio su propio analgésico al reconocer la notoriedad de Dolex, registrada a nombre de la sociedad Glaxosmithkline Colombia S.A.

Así mismo, la entidad decidió negar el signo Doxet, para distinguir productos farmacéuticos, por otros motivos.

La compañía de la reconocida pastilla para el dolor de cabeza se opuso al registro de la marca mixta Doxet para productos farmacéuticos de uso humano, pretendidos por la sociedad solicitante, por considerar que el signo era similar y reproducía parcialmente su marca de analgésicos registrada en Colombia.

Ante la Dirección de Signos Distintivos, Dolex argumentó notoriedad y según el análisis de las pruebas aportadas, la entidad encontró que el signo mantuvo un volumen importante de ventas para productos analgésicos a nivel nacional, superando los $100.000 millones, así como una presencia publicitaria en medios de comunicación.

Adicionalmente, un estudio de Ipsos Napoleon Franco & Cia S.A dio a conocer que 36% de los encuestados identifican a Dolex como la primera marca en su Top of mind en 2013, a la hora de hablar de analgésicos.

El abogado especialista en propiedad industrial, Juan Carlos Uribe, de la firma Triana, Uribe & Michelsen, señaló que “es un desgaste de los recursos de la administración y del tiempo de los solicitantes que la SIC demande la refrendación de la notoriedad, cuando ellos mismos hace poco la han declarado. La notoriedad debería durar varios años en los cuales no se tenga que demostrar siempre con pruebas que generan muchas complicaciones”.

Con las pruebas allegadas al trámite, se demostró que aquellas condiciones que habían permitido reconocer su notoriedad con anterioridad se mantienen en el mercado colombiano, por lo que su titular efectivamente ha efectuado acciones comerciales que mantiene la condición de signo notorio.

“Si yo quiero que me declaren notoria mi marca, no existe un proceso independiente. La única forma es cuando hay una oposición o una solicitud de cancelación y toca presentar las pruebas que lo demuestren. Debería haber una forma más expedita para que la concedan”, dijo Uribe.

La Dirección encontró que en los signos en controversia existen diferencias evidentes, principalmente conceptuales, que hacen que el consumidor relacione la marca Dolex con dolor mientras que el término “doxet” resulta fantasioso, ligándose únicamente al producto que pretende amparar y en consecuencia, la marca Dolex, incluso considerándose como notoria, no puede impedir el registro de la solicitud presentada por Next Pharma Sourcing S.A.S.

“Quien resultó siendo la razón de negación al registro de la marca solicitada fue la sociedad Laboratorio Franco Colombiano Lafrancol S.A.S., propietaria de la marca “Datex”, que ampara igualmente productos farmacéuticos, con la cual se consideró confundible y por tanto la SIC negó la solicitud de protección”, según el abogado especialista en propiedad industrial, Luis Ángel Madrid.

Contra la decisión de la Dirección para Next Pharma Sourcing procede el recurso de apelación, ante el Superintendente Delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño, y allí tendrán una segunda oportunidad.

La propietaria
Glaxosmithkline , empresa multinacional especializada en salud, y productora y comercializadora de la aspirina Dolex en Colombia, cuenta con operaciones comerciales en más de 150 países, con una red de 86 centros de producción en 36 países y grandes centros de I + D en el Reino Unido, EE.UU., España, Bélgica y China.

La empresa produce productos farmacéuticos, vacunas y Cuidado de la Salud.

Dentro esta última tienen marcas en cuatro categorías principales: Bienestar, Salud Bucal, Salud y Nutrición de la piel.

Estos incluyen una serie de signos conocidos tales como Sensodyne, Panadol y Horlicks.

Las Opiniones

Juan Carlos Uribe
Abogado especialista en propiedad industrial de Triana, Uribe & Michelsen

“Es un desgaste, de los recursos de la administración y del tiempo de los solicitantes, que la SIC demande la refrendación de la notoriedad cuando ellos mismos hace poco la han declarado. Debería haber una forma más expedita para que la concedan”.

Luis Ángel Madrid
Abogado especialista en propiedad industrial

“Entre la marca Dolex y Doxet la diferencia es por las consonantes finales, la ‘x’ y la ‘t’, las cuales según la oposición no generan la suficiente diferencia con el signo que ellos ya tienen registrado y por medio del cual, además, alegaron notoriedad”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.