Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paula Viviana Suárez - psuarez@larepublica.com.co viernes, 11 de septiembre de 2015

La Superintendecia de Industria y Comercio (SIC) encontró que Unilever aprovechó de manera desleal la buena imagen que tiene la FCF en el mercado para aumentar las ventas de uno de sus productos notorios, el detergente FAB, que es competencia directa de Ariel, producto de P&G, el cual sí tenía autorización de la FCF para hacer uso de la imagen de la selección, en el marco  de la vigésima edición del principal torneo internacional de fútbol masculino, el Mundial del 2014.

El superintendente delegado para Asuntos Jurisdiccionales, Felipe García Pineda, explicó que la estrategia publicitaria utilizada por Unilever, para vender  su detergente  FAB denominada ‘A ensuciar la camiseta’, se aprovechó de la reputación de la Selección Colombia de Fútbol. 

“Se encontró que Unilever implementó una estrategia desleal que consistía en utilizar la imagen de la Selección para promover su producto FAB en supermercados. Las impulsadoras comerciales de FAB vistieron la camiseta oficial de la Selección sin autorización de la FCF, lo que significa que incurrió en competencia desleal, ya que P&G sí figuraba como socio oficial”, aseguró García Pineda.

 Estos hechos, sumado a otros elementos de la campaña publicitaria, fueron los que fundamentaron la decisión judicial al configurar los actos de competencia desleal de explotación de la reputación ajena, contemplado en el artículo 15 de la Ley 256 de 1996, de confusión, en el artículo 10 de la Ley 256 de 1996; y de desviación de la clientela, en el artículo 8 de la Ley 256 de 1996.

La SIC ordenó a Unilever pagar a la FCF $101,2 millones por concepto de indemnización de perjuicios. 

Para Álvaro Bonilla, presidente de Bonila Marcas, la decisión es acertada porque “como ente encargado, protege la imagen de la FCF y los contenidos que se publican a nombre de la Selección Colombia”.

Los antecedentes de esta sentencia judicial se remontan a abril 2014, cuando la SIC protegió derechos de imagen de la FCF.La medida cautelar ordenó cesar la estrategia comercial.

Por su parte, Unilever aclaró que no se ha emitido un fallo definitivo “con el fin de hacer valer las pruebas que demuestran que no existió una conducta desleal por parte de la compañía”, aseguró la multinacional.

Contra la sentencia judicial se interpuso una apelación que deberá ser resuelta por el Tribunal Superior de Bogotá.

Las opiniones

Felipe García Pineda

Delegado para Asuntos Jurisdiccionales (SIC)

“En este punto es importante tener en cuenta que P&G pagó más de $2.000 millones a la FCF para obtener el patrocinio durante el mundial para Ariel, que es un producto competidor de FAB”.

Álvaro Ramírez Bonilla

Presidente Bonila Marcas

“Con esta decisión priman los derechos del consumidor y los derechos de propiedad industrial que tiene la FCF sobre la Selección, y se impide una explotación económica indebida de este preciado intangible”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.