Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co martes, 12 de noviembre de 2013

Cada vez que se presentan elecciones en Colombia sale a relucir la frase “los votos no se endosan”, en referencia con la clientela de un político y la sucesión de electores para un nuevo candidato.

Hasta el momento, el aspirante a la presidencia por el uribismo, Óscar Iván Zuluaga, no ha podido obtener la intención de voto que tuvo en su momento Francisco Santos, ni la popularidad de la que aún goza el expresidente Álvaro Uribe.

En la encuesta de noviembre que realizó Gallup Colombia, Juan Manuel Santos tiene casi el doble de la intención de voto (27%) con respecto al candidato de Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, al cual le corresponde 14,9% de los encuestados.

Es decir, que el porcentaje de colombianos que votaría por la reelección de Santos aumentó desde julio y septiembre, con las encuestas de Ipsos Napoleón Franco en las cuales el mandatario colombiano obtuvo 24% de la intención de voto; así como Zuluaga duplicó a sus electores que estaban en 7%, pero no ha podido recoger los electores de su copartidario, Francisco Santos, que en esos meses fue de 10% y 9%, respectivamente, cuando aún podía ser nombrado para las elecciones en mayo de 2014.

El aumento en la intención de votos para Santos, como precandidato del uribismo, se dio en octubre con la encuesta de Cifras & Conceptos, en la cual superó a su primo Juan Manuel un punto porcentual en la disputa por la Presidencia.

Por otro lado, como lo indican las cifras de la encuesta hecha por el Centro Nacional de Consultoría en agosto de este año, el candidato más fuerte para pelear contra el presidente Santos, es Enrique Peñalosa, con 37%, seguido por Francisco Santos y Clara López, que obtuvieron 31% y 27%, respectivamente. La eventual contienda entre Zuluaga y el actual Mandatario tiene una diferencia de 37 puntos a favor del bogotano.

Este repunte del Presidente se debe, según los expertos, a las conclusiones en el segundo punto de la agenda de diálogos en Cuba con los miembros de las Farc, por un lado, y los acuerdos con los líderes gremiales que protagonizaron el paro nacional, por el otro.

Beatriz Franco, investigadora del Centro de Estudios Políticos e Internacionales de la Universidad del Rosario, afirma que la clientela no es tan fija para las elecciones a la Presidencia.

“Los votos para parlamentarios y dirigentes regionales y locales están amarrados por las clientelas. Son parámetros diferentes con lógicas diferentes. Además, el candidato a la presidencia por el Centro Democrático, como la mayoría de los aspirantes por el uribismo, han hecho carrera a la espalda de otros y no tienen un peso político”, dice Franco.

Así mismo, la experta en marketing electoral de la Universidad del Rosario, Bibiana Clavijo, asegura que los votos no se endosan y que bajo el caudal electoral de Zuluaga como candidato del uribismo, se debe su desconocimiento entre los votantes.

“Zuluaga tiene un amplio margen de desconocimiento, a diferencia de Francisco Santos que es mucho más mediático y que estaba reconocido por la opinión pública. Esto se debe a que el voto a la presidencia está marcado por el voto de opinión, en las siete principales ciudades”, dice Clavijo.

Voto en blanco, ganador parcial
En la encuesta de noviembre, por encima de cualquier candidato, el voto en blanco tiene una participación de 30,6%. A pesar de que necesitaría una mayoría absoluta (por encima de 50%) para tener que volver a realizar elecciones, los analistas aseguran que su acogida será menor con el transcurso de los meses.

Sin embargo, los resultados que presentó la firma encuestadora Ipsos Napoleón Franco en julio y septiembre de este año, muestran que el voto en blanco de mitad de año (25%) descendió 10 puntos porcentuales en solo dos meses.

La profesora de ciencia política de la Universidad de los Andes, Laura Wills, afirma que es natural su elevado porcentaje dado que “es un momento muy prematuro porque hay mucha gente indecisa. No tenemos certeza de todos los candidatos y falta que se resuelvan muchas cosas. Por eso, es entendible que haya un porcentaje más alto del voto en blanco. Sin embargo, esto va a cambiar”.

Sin embargo, Juan Carlos Gómez, director del Observatorio de Medios de la Universidad de La Sabana, asegura que “ese porcentaje demuestra que hay muchos colombianos pidiendo esa tercería. Muchos colombianos no quieren ni al santismo ni al uribismo. Una tercería tendría que proponer un nuevo panorama a los electores, pero al parecer no está en el horizonte alguien que interprete estos resultados”.

El decisivo voto de la paz
En noviembre, 33,9% de los colombianos prefiere romper del todo las negociaciones con las Farc. Esta caída del apoyo al proceso que se adelanta en La Habana, con respecto a julio de 2013 en el que 41% de los encuestados no apoyaba la decisión del presidente Santos de adelantar los diálogos con el grupo guerrillero.

El profesor Gómez asegura que el proceso de paz en La Habana, “va a influir y va a elegir al próximo presidente, porque las Farc son los grandes electores, son decisivos. Lo fueron en el 1998, en las elecciones de 2002, 2006 y 2010 ya sea a favor o en contra de ellos (…) aunque es leve el repunte del presidente Santos, se debe a los acuerdos en el segundo punto de la agenda de negociaciones”.

Los estratos políticos
Si bien en la encuesta de este mes, Juan Manuel Santos es el que tiene mayor intención de voto en cualquier estrato social, es en los estratos 1 y 2 donde tiene el mayor caudal con 30,6%. Mientras que la intención de los electores para el candidato del uribismo (23,7%) y para Antonio Navarro (19.2%) aumentan en los estratos altos.

“Los candidatos de Centro Democrático están representando a los estratos más altos, que son lo que apoyan a Álvaro Uribe. Así como los gremios eran los que apoyaban al expresidente, a eso se debe que Zuluaga tenga más intención de voto en este sector”, explica la profesora Franco.

Pese a los cambios políticos, algunos expertos aseguran que donde existe la reelección, el Presidente es el ganador.

Antecedentes
Las encuestas desde julio hasta noviembre de este año, realizadas por las cuatro principales firmas del país, muestran un aumento en la intención de voto por el presidente Juan Manuel Santos que se debe, según los expertos, a los pronunciamientos con respecto al segundo punto de los diálogos con las Farc en Cuba. Así mismo, los analistas aseguran que si bien el candidato del uribismo, Óscar Iván Zuluaga, ha repuntado entre los electores, no ha podido recoger la misma

Las opiniones

Juan Carlos Gómez
Director del Observatorio de Medios de la Universidad de La Sabana

“En los países donde hay esa tradición de la reelección, como EE.UU., se presenta el fenómeno de que quien está el poder, excepto por una circunstancia grandísima, se hace reelegir por la capacidad del Estado y la presencia en medios de comunicación”.

Laura Wills
Investigadora del Centro de elecciones y partidos políticos de Uniandes

“Es muy temprano. Todavía no tenemos certeza de los candidatos para las elecciones a la Presidencia, falta que se resuelvan muchas aspectos. Por eso es entendible que haya un porcentaje más alto del voto en blanco, pero va a cambiar”.

Bibiana Clavijo
Experta en marketing electoral de la Universidad del Rosario

“Zuluaga tiene un amplio margen de desconocimiento, a diferencia de Francisco Santos, que es mucho más mediático y que estaba reconocido por la opinión pública. Esto se debe a que el voto a la presidencia está marcado por el voto de opinión”.

Beatriz Franco
Profesora titular de Ciencia Política de la Universidad del Rosario

“Los candidatos de Centro Democrático están representando a los estratos más altos, que son lo que apoyan a Álvaro Uribe. Así como los gremios eran los que apoyaban a Uribe, a eso se debe que Zuluaga tenga más intención de voto en este sector”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.