Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Sábado, 6 de mayo de 2017

De acuerdo con el juez, la decisión se dio “por cumplir con todos los requisitos para ello, según certificación expedida por el secretario ejecutivo transitorio de la jurisdicción especial para la paz, doctor Néstor Raúl Correa”. 

El general había sido condenado a una pena de 37 años de prisión por su vinculación a la masacre de Mapiripán, ocurrida en julio de 1997 y efectuada por las Autodefensas Unidas de Colombia, en colaboración con las Fuerzas Armadas.

Aunque en 2007 el militar  fue declarado inocente por un juez especializado, la medida fue revocada en 2011 por el Tribunal Superior de Bogotá, que le dictó la sentencia por 40 años, que posteriormente fue rebajada a 37.

En un comunicado de prensa, el general señaló que “después de permanecer en la cárcel por más de 16 años por un delito de omisión que no cometí y sin las debidas garantías judiciales, veo en la JEP una oportunidad para demostrar mi inocencia y reivindicar mi buen nombre”.

Sin embargo, anunció que, en el momento de emitir la carta, aún no había sido notificado de la orden de libertad.  

Según quedó definida la JEP, en caso de que Uscátegui fuera encontrado culpable dentro de la nueva jurisdicción, la máxima pena que podría enfrentar sería de 20 años, es decir, 17 años menos de la condena que tenía anteriormente. 

Este es el primer general absuelto por la justicia especial, diseñada en los diálogos de paz de La Habana. Cabe recordar que el también general Jesús Armando Arias Cabrales había anunciado su disposición de entrar a la JEP, pero hace unas semanas se retractó.