21 de julio de 2024
Suscribirse


21 de julio de 2024
Suscribirse
OPINIÓN

Del afán no queda sino el cansancio, también aplica para el marketing legal

28 de junio de 2024

Canal de noticias de Asuntos Legales

“¡Necesitamos publicar esto ya!” es una frase común cuando una firma o un abogado contrata una consultoría en marketing.

Vayamos al grano: ¿cuál es el afán? Sí, en ocasiones la inmediatez hace la diferencia, como en el caso de noticias o actualizaciones legislativas. Pero definitivamente no aplica para todos los casos.

Contratar una asesoría en marketing es, para una firma o un abogado, un gran paso. No es su práctica habitual, no es un tema que dominen, por lo que su esfuerzo es altamente valorado y los resultados deben ser satisfactorios. Es precisamente aquí donde cobra más sentido no acelerar los procesos, planear, definir propósito y objetivos, y trabajar llevando procesos que al final permitan resultados a corto, mediano y largo plazo.

Lanzarse “sin mente”, simplemente por sentir que la consultoría está “teniendo resultados” puede ser un arma de doble filo, donde tanto el consultor como la firma o el abogado resulten frustrados. La prisa puede llevar a que no se tenga una línea de comunicación definida, a que el lector no entienda el mensaje, a cometer errores que afecten la imagen y la marca y, a la larga, el impacto puede ser negativo.

Nada más satisfactorio que hacer una presencia sólida, mostrando el valor, con una línea gráfica y de comunicación que resalten las cualidades y capacidades del servicio jurídico ofrecido y de las personas detrás de ese servicio. Esto no solo construye confianza y reputación, sino que también atrae a clientes que valoran la calidad y la profesionalidad.

Como dice el dicho, “no por mucho madrugar amanece más temprano”, y en el marketing es una frase que cobra mucho sentido. No se trata de años de planificación y de un perfeccionismo llevado al extremo, pero sí de fijar pilares, objetivos y mínimos que permitan que el marketing desempeñe el papel que le corresponde. Además, es esencial entender que el marketing es una inversión a largo plazo, y los resultados más significativos pueden tomar tiempo en manifestarse. La consistencia y la calidad en cada acción de marketing son clave para construir una marca fuerte y duradera.

La clave está en encontrar un equilibrio. La planificación y la estrategia son fundamentales, pero también lo es la flexibilidad para adaptarse a los cambios y oportunidades que puedan surgir. Un marketing bien pensado y ejecutado puede ser la diferencia entre una firma/abogado más en el mercado y una/un que realmente destaca y se posiciona como líder en su área.

*Alejandra Salazar Ángel, Consultora en Marketing Legal

¿Quiere publicar su edicto en línea?

Solo envíe su Edicto o Aviso de Ley, y recibirá la información para su publicación
Comprar ahora
Contáctenos vía WhatsApp

ÚLTIMA EDICIÓN IMPRESA