Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lunes, 9 de octubre de 2017

Las eliminatorias sudamericanas se definirán mañana y algunos números de la tabla final de clasificaciones no se decidieron en la cancha sino en la sala de audiencias del Tribunal Arbitral del Deporte con sede en Lausana. El fútbol desde hace ya algún tiempo tiene todo bastante regulado, códigos, reglamentos y formatos, que hacen más claro todo el engranaje, pero que dificulta la situación de aquellas federaciones que siguen considerando que no hay lugar para los abogados que difícilmente saben que la pelota es redonda (eso dicen de mis colegas en AFA).

Los movimientos migratorios de los últimos años hicieron que muchas personas pudiesen optar por más de dos nacionalidades, hecho que afectó el fútbol y por supuesto la posibilidad que tiene un jugador de integrar más de una selección nacional. Esto hizo que Fifa reglamentara de manera estricta la posibilidad de participar con determinada selección de acuerdo a su nacionalidad. En resumen, un jugador podría hacer parte de la selección del país donde nació, o de donde nacieron sus papás, o más aún de uno de los países donde nacieron sus abuelos y finalmente podría hacer parte de la selección de determinado país un jugador que llevase más de dos años continuos residiendo en dicho país. Se han visto casos como el de los hermanos Boateng, ambos nacidos en Berlín, con padres ghaneses uno de los cuales juega en la selección de Alemania y el otro por Ghana.

Sin conocer muchos detalles de la situación, durante los partidos que jugaron Bolivia contra Perú el 1 de septiembre de 2016 y Chile contra Bolivia el 6 de septiembre de 2016 con marcadores muy favorables para los bolivianos este país alineó sin respetar los criterios indicados por Fifa al jugador Nelson Cabrera nacido en Paraguay y nacionalizado boliviano. Evidentemente las federaciones chilena y peruana demandaron el partido, Fifa falló y como es lógico la federación boliviana apeló ante el tribunal arbitral del deporte. Sin conocer el fallo, pues hasta el momento no se ha publicado, este tribunal cambia el marcador de los partidos efectivamente jugados y le da tres puntos y tres goles a cada uno de los demandantes.

En estos momentos, la participación al Mundial de Rusia no depende de puntos, sino de goles, por lo que la decisión tomada por el tribunal, afecta directamente a Perú, Chile, Bolivia, como parte de los acontecimientos y también a Argentina que pasó del cuarto al sexto puesto por esta razón.

En otra época, el señor Grondona habría solucionado todo de manera chapucera, amenazando y ordenando, en su calidad de vicepresidente de Fifa con mas años, solucionar el tema, muy seguramente en favor de sus intereses personales y terminar el asunto. Durante mucho tiempo, así funcionó la Asociación Argentina y aún hoy se vive de esos recuerdos, “esto con Grondona no pasaba” dicen los nostálgicos de una época oscura.

Personalmente fui amenazado por este señor luego de demandar a Fifa como asesor del Olimpia del Paraguay, que no entendía cómo un equipo podría ejercer sus derechos acudiendo a la justicia ordinaria.

Afortunadamente el fútbol cambió, existen normas, leyes, reglamentos que deben ser respetados, Fifa y las Federaciones, entidades privadas, deben, a pesar de ser privadas, ser vigiladas, sus dirigentes respetar sus estatutos y reglamentos y pospuesto la ley. Esperemos los resultados de mañana y los clasificados para la fiesta del próximo año, todos afectados directamente por la decisión que el Tribunal Arbitral del Deporte dictó.