Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lunes, 11 de marzo de 2019

No soy experto en urbanismo, ni en solución de problemas de transporte masivo, mucho menos puedo hablar sobre polución y sus causas, es más, esta columna es de derecho y deporte, o al menos de deporte por lo que no entraré en sesudas elucubraciones sobre el tema; sin embargo, he podido observar como la bicicleta modifica la forma de afrontar algunos de los problemas mencionados.

He tenido el gusto de visitar varias ciudades y me llamó especialmente la atención el valor que Valencia (España) le está dando al deporte en especial a la bicicleta y al running.

La primera medida interesante es que la bicicleta está integrada al sistema público de transporte, por todas partes en la ciudad hay bicicletas en perfecto estado que se pueden retirar con la tarjeta que sirve para utilizar metro y bus y que se pueden dejar en cualquier punto de la ciudad, solución limpia, económica y que ayuda así sea en una mínima parte, pero ayuda a controlar problemas como trancones y polución; en prácticamente todos lados hay sitios diseñados especialmente para parquear bicicletas que evita el uso del parqueadero, costoso y escaso.

No solo la cuidad, muchos establecimientos de comercio y hoteles proporcionan a muy bajos precios buenas bicicletas para transitar por la ciudad.

Algunos temas de sentido común se aplican, las ciclorutas son para bicicletas movidas por energía humana y en unos poquísimos casos con ayudas eléctricas, no están permitidas las pequeñas motos eléctricas que pueden transitar a más de 50 kilómetros y que porque tienen pedales se hacen llamar bicicletas, no los bici-moto-taxis, un hibrido bogotano que invade la cicloruta, y poluciona.

Sería importante, pues la solución es novedosa, ponerle más atención a las bicicletas de las diferentes empresas de entrega a domicilio; jóvenes en bicicleta, sin casco y tecleando un celular mientras pedalean no es seguro ni para ellos ni para los otros ciclistas, entiendo que a necesidad de entregar el pedido a tiempo hace imperiosa esta mala práctica, repito peligrosa para todos.

Otros aspecto interesante de esta ciudad mediterránea es la implicación, nuevamente del ayuntamiento, en el running, no por nada se autodenomina Valencia ciudad del Running. Esta ciudad tiene variadas ofertas para los corredores, excelentes circuitos de diferentes distancias con muchísima gente que a cualquier hora del día o de la noche los utiliza, seguros amplios y bien diseñados. Los parques han sido acondicionados para esta actividad y la información, proporcionada por la ciudad de tremendamente útil. Además la ciudad tomo como propias las carreras más importantes, la maratón, la media y los concurridos 10k hacen parte de la agenda de la ciudad que los organiza. Se nota el esfuerzo por atraer a las mujeres, las metas de igualdad en este sentido son claras, la mitad de los participantes, deberían ser mujeres y hacia allá apuntan.

En esta época de estrés, enfermedades causadas por el sedentarismo, problemas de peso, polución y tráfico, el deporte puede en parte ayudar a solucionar algunos de estos problemas.

Es una propuesta de la ciudad misma para que sus ciudadanos disfruten del deporte; no entiendo como un alcalde como el actual nunca pensó en en hacer una maratón, la disculpa de la altura no es real, la paz y ciudad de México tienen en su calendario los 42.195 metros que Bogotá no tenga esta carrera resulta incómodo para quienes corremos.