Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

lunes, 27 de mayo de 2024

Está haciendo carrera en los estadios colombianos maltratar a los menores de edad durante un partido de fútbol bien sea de la selección o de la liga profesional.

Hace poco menos de dos meses, dice la prensa que “la afición albiazul hostigó a una familia, y sacó entre ofensas a un menor de edad” básicamente porque un jugador rival le regaló una camiseta. Hace menos de diez días los hijos de un jugador, también de Millonarios, llegaron llorando donde su papá pues los mismos energúmenos los habían maltratado, básicamente por el mal desempeño de su papá en el partido. Finalmente, y está haciendo carrera, en todos los partidos de la selección en Barranquilla, la hija del presidente debe ser sacada de la tribuna por gritos y actitudes hostiles en su contra.

Desde hace un tiempo FIFA creó una herramienta que se llama FIFA Guardians, que no es más que “el conjunto de medidas proactivas que las Federaciones Miembro pueden adoptar para promover el bienestar de los niños y mantenerlos a salvo de cualquier daño cuando practican el fútbol. Es un término general que abarca la prevención del maltrato físico, sexual y emocional, y la desatención de los niños”

Para FIFA las situaciones presentadas al inicio de esta columna son inaceptables y espera que las Federaciones Miembro adopten políticas y desarrollen programas para evitar este tipo de conductas. El primer principio de todo el programa indica: “Actuaremos en el interés superior de los niños. Garantizar la salvaguardia de los niños es parte del compromiso de mejorar su disfrute del fútbol y su rendimiento.” Continúa este interesante documento con lo siguiente: “Todo niño tiene derecho a participar en el fútbol en un entorno seguro e inclusivo, libre de toda forma de maltrato, acoso y explotación.” “Pondremos al niño antes que al jugador, árbitro, aficionado u otro papel que el niño pueda tener en el fútbol.”

Hay, repito, un documento extenso y muy didáctico para lograr que el fútbol, como deporte o como espectáculo sea un lugar seguro para los niños. Entiende FIFA que las Federaciones Miembros, en nuestro caso la Federación Colombiana de Fútbol deben adoptar medidas para proteger a los menores mientras practican este deporte o lo miran en un escenario deportivo.

¿Frente a los tres casos mencionados y muchos más que se pueden identificar fácilmente con cualquier buscador de internet los equipos, la DIMAYOR o la Federación Colombiana de Fútbol han adoptado alguna política que prevenga las situaciones de maltrato que tan frecuentemente se ven en nuestras tribunas, simplemente porque un niño lleva una camiseta que no es del gusto de algún energúmeno de cualquier equipo?

No se trata de sugerencias amigables que hace FIFA para intentar proteger a los niños. No, son obligaciones de las Federaciones que deben ser implementadas para evitar lo que cada vez es más frecuente en nuestros estadios. La disculpa será que no tienen medios, que es imposible controlar a unos desadaptados (que ellos mismos han creado y alimentado) y que en todo caso ellos si protegen a los niños y su propósito es de hacerlo de la mejor manera, que no lo logran pero que “la intención es lo que vale”

Es un hecho que al fútbol en Colombia poco le importa el bienestar de quien paga una entrada y decide perder tres o más horas de su tiempo para ir a ver un partido de fútbol. Para los organizadores todo se termina una vez el cliente compra su boleta, de ahí en adelante que se las arregle como pueda. Para FIFA esto no puede ser así, mucho menos con los niños.

*Andrés Charria, Fundador de Tres Puntos Consultores