Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

martes, 4 de junio de 2024

Es casi unánime la opinión de que el VAR resultó ser menos funcional que la idea que se tenía de ayudar a los árbitros con la tecnología. Se trata de una herramienta cara, lenta, mal implementada y que no resuelve los problemas de apreciación del árbitro central. El procedimiento de utilización es oscuro y la interpretación de los resultados es todavía más extraña, adicionalmente no se sabe porque el árbitro tomó determinada decisión pues está prohibido preguntar u oír las conclusiones de la revisión. En resumen, lo que parecía una gran idea es, hoy, una carga incómoda para los partidos de fútbol.

En Suecia, a petición de los aficionados se retiró del campeonato, el fútbol, en ese país vuelve a el ritmo normal de juego, se celebrarán únicamente los goles y en el momento que ocurren y no cuando un señor toma una decisión, muchas veces poco clara. En Inglaterra se está pensando algo similar y creería que en muchos sitios se empieza a considerar retirarlo de las competencias.

La idea de apoyarse en la tecnología para ayudar a los árbitros no es mala, me parece que la implementación en el fútbol es bastante pobre. Los deportes gringos vienen utilizando el video para apoyar a los árbitros y aunque no es una herramienta perfecta funciona mejor que en el fútbol del otro lado. Voy a comentar algunas características de la “repetición instantánea” que podrían ser implementadas en el VAR.

La primera y más lógica es que el árbitro explica por megafonía del estadio la decisión tomada, siempre indica “después de la revisión” y da una pequeña explicación, esto aporta transparencia y sirve para entender la visión del árbitro.

Un tema que es muy útil es que la mayoría de las veces quien solicita la repetición instantánea es el técnico de un equipo, es esta persona la que solicita que se revise determinada jugada. En el fútbol americano tiene máximo tres oportunidades de pedir repetición y desafiar la decisión tomada en juego. Lo interesante es que, si pierde el desafío, pierde una oportunidad adicional, y para atemperar los deseos permanentes de retar jugadas, si no se gana el desafío en el caso de la NFL el equipo pierde un tiempo fuera, que en este deporte es muy valioso.

El sistema está centralizado y por lo tanto todas las decisiones, o al menos todas las ayudas al árbitro son similares, las mismas líneas y las mismas cámaras en todos los estadios. Al revisar la jugada el árbitro se pone unos audífonos y ve y oye lo que le dicen desde la central de video.

Finalmente, hay algunas jugadas que tienen repetición instantánea automática lo que evita la peleadera de los jugadores para que el árbitro revise el VAR. Por ejemplo, gol SIEMPRE debe ser revisada por el árbitro, si es un gol claro no se hace necesaria la revisión, pero en cualquier caso diferente el árbitro DEBE ir a ver el video. Lo mismo ocurre con las jugadas que ocurren en los dos últimos minutos de cada tiempo, entre otras.

Es bueno revisar esta herramienta, no está funcionando y no está mejorando la visión que se tiene de los árbitros y de quienes manejan esta actividad, el juego se hace desesperadamente lento y apareció una nueva fuente de conflictividad y de excusa para hacer más lento el juego.

Personalmente, he cambiado de opinión, antes pedía que se implementara una ayuda tecnológica, ahora creo que puede ser mucho más efectiva otra solución, por ejemplo, tres árbitros en cancha adicional a los dos jueces de línea o algo parecido.
Falta mucho por hacer, esperemos que se haga bien.

*Andrés Charria, Fundador de Tres Puntos Cardinales