Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

sábado, 30 de mayo de 2015

Vichada por ejemplo, con sus cerca de 69 mil habitantes, ubicados en 106 mil kilómetros cuadrados, se había convertido en un departamento recordado tristemente en época electoral. Sus habitantes volcados a fortalecer su industria en torno a actividades agropecuarias, principalmente forestales y ganaderas percibían necesidades básicas en términos de infraestructura vial, accesos a salud, educación y formalización de sus empleos.

Estas necesidades, poco evaluadas por los gobiernos de turno, que han fundamentado el desarrollo social del país trazando una línea imaginaria en la parte noroccidental de nuestro mapa político, han sido entendidas por la empresa privada quienes conscientes de la necesidad de impactar positivamente en el crecimiento nacional, hacen un balance estructurado en pro de la gente y su desarrollo formal.

Profesionales de Bolsa, es una empresa que con sus 27 años de creación ha entendido esas necesidades y ha fundamentado sus políticas sociales a favor del desarrollo de zonas olvidadas por nuestra historia. Ellos, una de las principales comisionistas de bolsa del país, han estructurado sus productos en diferentes fondos de inversión que además de generar gran rentabilidad para sus inversionistas, han fomentado el desarrollo sostenible en estas zonas ya mencionadas.

El caucho en el Vichada; la inversión ganadera de cría y ceba de ganado en Córdoba, Cesar, Magdalena y Antioquia; y los fondos inmobiliarios en Cartagena y Bogotá, han cimentado su origen empresarial a partir de la inversión social en esas regiones y su gente, permitiéndoles acceso a capacitaciones, formalización de sus negocios y accesos a educación y salud para ellos y sus familias.

No más en el Vichada, Profesionales de Bolsa, con un ambicioso plan para generar 3000 empleos a largo plazo y a través de su Fundación “Dándole la mano al país”, ha desarrollado un esquema sostenible que impulsa el agro mediante esquemas asociativos, fortaleciendo y manteniendo a la población en sus lugares de origen, mejorando sus condiciones a través de una estabilidad laboral que los beneficie con protección social, servicios de salud, creación y accesos a instituciones educativas y desarrollo vial.

Desde estas líneas y con el mayor rigor, hemos reprochado las falencias de nuestros sistemas sociales, hemos denunciado las tristes muertes de nacionales en las filas de las EPS, hemos condenado los desfalcos con dineros de la salud, la educación y el trabajo, y hemos hecho diferentes llamados a las autoridades para que supriman la indolencia de nuestra débil justicia y actúen con eficiencia a la hora de atender las necesidades prioritarias de nuestros compatriotas. Hoy, debemos reconocer y exaltar la labor de esta industria y las muchas otras empresas que de manera irrestricta, suplen los enormes huecos sociales que dejan nuestros líderes políticos.