Miércoles, 3 de febrero de 2016

Los consumidores ya no quieren pagar por una labor de intermediación cuando les es posible acudir directamente a los productores/proveedores de los bienes y servicios.

Para poder profundizar un poco en este tema, primero debemos entender que el mercado intermediado es en el cual se requiere de la figura de un intermediario para unir productores y consumidores. 

El término de mercado intermediado ha sido utilizado principalmente en el sector financiero para referirse a la función que desempeñan los bancos como intermediarios en la cadena de captación y colocación de recursos. 

Aunque el mercado intermediado se relaciona principalmente con el mercado financiero esto no obsta para ver que la mayoría de los sectores económicos están basados en un sistema intermediado. Es decir, el vínculo entre productores y consumidores de bienes y servicios generalmente requiere la figura de un intermediario para unir puntas.

Como se mencionó, en el sistema financiero se encuentran los bancos que actúan como intermediarios financieros entre las personas que tienen exceso de liquidez y aquellos que requieren de capital. 

Por la labor de intermediación los bancos reciben su remuneración. Los bancos pagan una tasa de interés baja a los ahorradores por poner los recursos en el banco y cobran una tasa de interés mucho mayor a las personas que les prestan el dinero: este es el negocio básico bancario.

Como sucede en el mercado financiero, en otros sectores de la economía como puede ser el turismo y transporte también existen intermediarios.

Por ejemplo, en el sector del transporte encontramos a las compañías de taxis y distintas organizaciones que actúan como intermediarios para la prestación del servicio público de transporte. En el sector turismo, encontramos distintas agencias de viajes y cadenas hoteleras que actúan como intermediarios para la prestación de los servicios hoteleros.Sin embargo, en los últimos años hemos visto como significativamente el mercado intermediado de la económica cada vez es más obsoleto.

Por ende, encontramos que sistemas como Uber que proporcionan   directamente el servicio de transporte han empezado a tomar fuerza.

Generalmente, bajo el modelo de Uber los propietarios de los vehículos son los encargados de prestar directamente el servicio de transporte a los usuarios. 

Bajo este esquema ya no existen intermediarios para la prestación del servicio. Encontramos una plataforma electrónica que funciona como mecanismo para la consecución del servicio, pero no se puede afirmar que funcione como un intermediario en la prestación del mismo.

Otro ejemplo, lo podemos encontrar en los servicios turísticos. Airbnb funciona como el vínculo directo entre los turistas y los propietarios de hospedajes con el objeto de proporcionar servicios de alojamiento.

Volviendo al mercado financiero, podemos ver como sistemas de crowdfunding han empezado a tomar fuerza en todo el mundo. El modelo de crowdfunding es básicamente un sistema de desintermediación financiera. A través del crowdfunding las puntas en un sistema financiero, es decir, las personas con excesos de recursos y aquellos que requieren de los mismos pueden tener comunicación directa sin necesidad de acudir a los intermediarios financieros (es decir, los bancos).

Todo este nuevo sistema de desintermediación económica en gran parte ha funcionado por el desarrollo tecnológico ya que la tecnología es el mecanismo que permite la unión entre los prestadores/productores de bienes y servicios y los consumidores