Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lunes, 8 de septiembre de 2014

En primer lugar el gobierno por medio de la reforma busca eliminar la figura de la reelección presidencial, los anuncios en esta materia indican que no buscan modificación del periodo pero al respecto extrañamente el Partido de la U, radica un proyecto de acto legislativo que elimina la reelección, y amplia el periodo a seis años, iniciativa de génesis gubernamental en algún momento; frente a la obligatoriedad del voto muchas bancadas han coincidido con el Centro Democrático de hacerlo obligatorio, tales como la Alianza verde, Partido Conservador y el Polo Democrático, al final el gobierno estará en esta vía dando estímulos al elector.

Frente a las funciones de nominación y nombramientos de las altas cortes, han surgido varios reparos, pues en principio el ejecutivo desea a como dé lugar en hacerse a la terna que postula al Procurador General de la Nación, hoy esa postulación de la terna la hacen la Corte Constitucional, la Corte Suprema y el Consejo de Estado, igual suerte correrá el Contralor General, que en ambos casos es elegido por el Congreso de la Republica, aunque aún no hay claridad que pese a que se le quitan facultades a las altas cortes en la designación de estas ternas, no se sabe aún quien elegiría a esos funcionarios. ¿Dónde está la bolita? 

En cuanto al Consejo Nacional Electoral se indica que ningún magistrado pueda reelegirse, que eso en principio sería bueno pero existen muchas voces sin tacha alguna que indican que ese organismo no ofrece garantías suficientes, es decir podría desaparecer también; una situación que generara polémica será la ampliación de la silla vacía la cual quieren que opere para delitos contra la administración publica es decir “corrupción”, ¿podría hablarse de corrupción entonces de una simple recomendación? o por extensión en muchas situaciones más, que al fin y al cabo quienes se verán perjudicados serán los partidos políticos.

Algo que al parecer tiene trasnochado al gobierno nacional es en hacer un recorte a las funciones del Procurador General, ello en cuanto a la imposibilidad de destituir a funcionarios elegidos popularmente, varias reservas guardo al respecto para citar nombres o casos concretos, llama la atención que se quiere crear un tribunal de aforados reduciendo las competencias de investigación de aforados de la cámara de representantes, en este sentido una contrapropuesta interesante del Centro Democrático es la creación de un sistema de alta magistratura, la creación del Tribunal Supremo Constitucional que juzgaría a congresistas y aforados en primera instancia.

Corolario: se busca también hacer que los magistrados sean vitalicios, con experiencia de 20 años, eliminar el consejo superior de la judicatura, revivir el senado regional y limitar la reelección de congresistas.