Lunes, 1 de febrero de 2016

A riesgo de cualquier desprevenido, al buscar entender las expresiones de “Timo” solo podría despertar justificación de tanta crueldad y tozudez, pues no solo ajusta de cualquier manera el horror a victimas como las del Nogal y Bojayá, también elude cualquier responsabilidad publica de las Farc en la comisión de tal barbarie, ya no son los gurús de la industria capitalista del secuestro en el mundo, son simplemente unos recaudadores de impuestos, lo mismo considera el cabecilla cuando de narcotráfico le hablan, para el existe una narrativa distorsionada del conflicto, es decir que ellos nunca han querido sembrar terror y que Colombia los quiere.  

Para el desastre de “Timo”, vale mencionar que muy pocos colombianos ven a las Farc como unas ancianitas de la caridad, que se abrogan “luchas” por reivindicar justicia social como ellos mismos mencionan, hay quienes de una u otra forma los aluden y justifican pero objetivamente nunca tendrán la capacidad de interpretar aquellos deseos de Colombia, hay que reconocerle a las Farc que si algo tienen es un muy buen grupo asesor, pues justo en la semana que se va a debatir en la Colombia política, sobre el plebiscito del gobierno que entra a estudio en la corte constitucional, sale la declaración del cabecilla que harán política sin armas. 

El asunto no para aquí, también de manera simetría y calculada se ventilaran los pormenores de la décima conferencia de las Farc, la cual se realizó la semana que paso en las selvas del departamento del Putumayo, en donde asistieron los principales cabecillas del bloque sur, reunión que se dominó “encuentro pedagógico por la paz”, muy probablemente el mensaje será que ya todo esta listo para el 23 de marzo, así las Farc no crean ni cinco en el Plebiscito, pues hay quienes indican que “Timo” y compañía solo le jalarían a una constituyente, otros menos incautos aseveran que será plebiscito y constituyente.

Timo se lanzo al agua, entonces será menester que le cuenten a Colombia que su gran alianza política ya tiene nombre, así es, seguramente se denominaran Farc, es probable que un asesor les indicara conservar “la marca”, y que esta se traduciría en: fuerza aliada para la reconstrucción de Colombia; de ser ello cierto solo nos queda acogernos a lo que sea, pues nos van a dejar a merced de quien dice que va a trabajar para que no haya mas impunidad