Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jueves, 20 de septiembre de 2018

En la actualidad, el mercado de Fusiones y Adquisiciones ha evolucionado hasta convertirse en una alternativa atractiva para dinamizar los negocios y lograr resultados que, a través de estrategias de crecimiento orgánico, implicarían un mayor nivel de riesgo y desgaste.

Esta evolución ha sido promovida por jugadores como los fondos de capital privado, que buscan invertir sus recursos y capital inteligente en empresas con potencial de crecimiento. La gran ventaja de este tipo de inversionistas, es que además de brindar recursos, aportan valor agregado en términos de Know How, que se traduce en organización, consolidación del gobierno corporativo y optimización de procesos.

Los fondos de capital privado buscan compañías cuyo crecimiento esté fundamentado en un plan de negocios sólido y estructurado, donde se precise claramente la utilización de los recursos junto con sus posibilidades de retorno futuro.

Aprovechando la propuesta del nuevo Gobierno en materia de promoción de la industria e inserción en cadenas regionales y globales de valor, hoy en día un plan de negocios atractivo debe tener un enfoque de expansión internacional, iniciando por ejemplo por los países vecinos, que cada día son más asequibles, de la mano de las ventajas que ofrece la integración regional.

Actualmente, uno de los modelos más representativos en materia de integración es el bloque de la Alianza del Pacífico, un mercado que en conjunto representa cerca de 40% del PIB de América Latina y el Caribe. El bloque refleja condiciones favorables para el crecimiento gracias a factores macroeconómicos competitivos, tales como tarifas de renta corporativa inferiores a la de nuestro país y niveles de PIB per cápita superiores al colombiano.

Adicionalmente en este bloque integrado por Chile, Perú, México y Colombia es posible aprovechar los tratados de libre comercio firmados por cada uno de sus países miembros, esto en aras de lograr un acercamiento más dinámico a mercados donde existirían mayores barreras de entrada si se pretendiera acceder desde Colombia. Así mismo, los países de la Alianza del Pacífico tienen en vigor convenios tributarios que alivian la doble tributación y además proveen seguridad jurídica.

Las oportunidades para el crecimiento y creación de valor en este contexto son únicas y deben ser aprovechadas al máximo por aquellos empresarios que visualicen la consolidación de sus negocios fuera de las fronteras de nuestro país. El siguiente paso en el camino al crecimiento inorgánico, debe ser la identificación de posibles objetivos de compra con características atractivas que materialicen la esencia del plan de negocios, junto con localizaciones estratégicas que permitan sacar partido de las ventajas regionales ya enunciadas.

Sin lugar a dudas, para el comité de inversión de un fondo de capital privado será muy atractiva la posibilidad de crecimiento que sugiere el aprovechamiento de la integración regional. Lo anterior teniendo en cuenta su tesis de inversión, que suele tener horizontes de salida o desinversión en un plazo cercano a los cinco años.

Finalmente, a pesar del panorama de incertidumbre política que se experimentó en lo corrido del año, en Colombia se realizaron 96 transacciones de M&A, con un total de US$1.670 millones movilizados. Siendo esto una clara muestra del potencial del mercado, que con unas expectativas políticas y económicas favorables puede llegar a crecer exponencialmente.