Jueves, 25 de febrero de 2016

Considerando esta realidad, las empresas han visto con preocupación el año que les espera en su industria y están empezando a implementar mecanismos de reducción de gastos. Adicionalmente, la angustia aumenta cuando en materia laboral les espera un año de negociaciones con las organizaciones sindicales, quienes buscan mejores y mayores beneficios al interior de las compañías, lo que a su vez implica aumentos presupuestales considerables. 

Sin embargo, mi opinión es que tanto para las empresas como para los sindicatos, esta realidad puede cambiar si se tiene un real sentido de pertenencia y se adopta una metodología de apoyo, colaboración o cooperación como la de “Tiempo de Juego”. 

Para aquellos que aun no han tenido la oportunidad de conocer la excelente labor de “Tiempo de Juego”, debo mencionar que es un espacio de esparcimiento y entretenimiento que se desarrolla en Altos de Cazucá, cuyo enfoque principal es la paz, donde un grupo de niños y jóvenes se reúnen alrededor del deporte, particularmente un programa de fútbol que lucha contra la violencia mediante formación de líderes, trabajo en equipo y desarrollo de actividades por la misma comunidad, todo esto enfocado en principios y valores sociales. 

Los logros al interior de la sociedad donde se desarrolla “Tiempo de Juego” han sido numerosos e impactantes, con los jóvenes de Cazuca con los que he tenido contacto y mediante el testimonio del periodista Andrés Wiesner, pude identificar que gran parte del éxito de este gran proyecto en una sociedad vulnerable, es el sentido de pertenencia. 

Lo chicos, como los llama Wiesner, sienten “Tiempo de Juego” como propio y con toda razón, pues es un espacio creado por ellos y para ellos que ha permitido reducir los indices de violencia, drogadicción, embarazo a temprana edad, entre otras problemáticas sociales. 

La pregunta entonces es, si los empleadores y trabajadores sindicalizados y no, pueden también adquirir ese sentido de pertenencia por sus compañías, así como los jóvenes de Cazuca lo hicieron con “Tiempo de Juego”. La respuesta desde mi punto de vista sin duda es positiva, pues muchos trabajadores actualmente han mostrado ser líderes positivos y tener ideas propositivas al interior de sus empresas.

La invitación es entonces a iniciar un “Tiempo de Juego” en nuestras empresas, a sentirlas como propias, a trabajar por y con ellas, a considerar que nuestra economía colombiana es incierta para este año, por lo que en el marco de una negociación colectiva, el sindicato debe considerar la realidad colombiana y empresarial, con el fin de ser propositivos y trabajar juntos para salir adelante como trabajadores, empresa y sociedad.