Jueves, 21 de junio de 2018

*Abogado de Parra Rodríguez Abogados.

La Copa Mundial de Fútbol es indiscutiblemente el evento más atractivo para el entretenimiento en la actualidad.

El propósito de la Fédération Internationale de Football Association, Fifa, es impactar al mundo, desarrollar el juego y construir un mejor futuro.
La manera como ésta se ha posicionado es a través de la correcta protección de sus derechos de propiedad intelectual y la garantía de la ventaja competitiva de los patrocinadores oficiales de las competiciones.

La Fifa cuenta con 211 federaciones asociadas y con 462 signos distintivos registrados, de los cuales 259 están debidamente protegidos en Colombia. Los principales y más utilizados son la bandera, el himno, las mascotas, la tipografía y la enseña comercial.

La vigilancia y administración de los signos Fifa y de la Copa del Mundo es impecable.

Los signos distintivos de la Fifa únicamente pueden ser utilizados por medio de autorización contractual. Cualquier uso no autorizado es perseguido, denunciado y sancionado.

Los Estados anfitriones de los eventos Fifa deben acoplarse a múltiples exigencias legales y realizar enormes esfuerzos legislativos para llevar a cabo la competición.

El Estado organizador le otorga una garantía de derechos exclusivos a la Fifa, en donde sus signos distintivos adquieren el carácter de renombrados y se suspenden los signos distintivos similares por cuatro años.

Adicionalmente, la Fifa tiene la facultad para escoger cuáles son aquellos signos susceptibles de confundibilidad y el derecho a demandar por infracción de derechos de propiedad industrial.

Las normas de competencia deben modificarse para que se consideren actos de competencia desleal aquellas campañas “ambush marketing” o mercadeo parasitario, es decir, la intención de que el consumidor asocie una marca con un evento u otra marca sin que haya asociación real alguna.

Uno de los principales requisitos durante el mundial es la exclusividad sobre las vallas publicitarias en un rango de dos kilómetros a la redonda de los estadios de fútbol y 100 metros de cualquier “fan-zone” oficial.

En muchos países está prohibido publicitar bebidas alcohólicas. Durante el mundial, la Fifa exige una exención a esas normas para permitir la publicidad de bebidas embriagantes en los estadios y alrededores siempre y cuando sean patrocinadores oficiales.

La Federación también hace un esfuerzo enorme para evitar la piratería respecto de la transmisión de los partidos oficiales. Recientemente trabajó de la mano con Arabia Saudita, Bahrein y Qatar para prohibir un dispositivo decodificador que permite ver los partidos sin pagar por los derechos de transmisión y reproducción.

Los resultados de la correcta protección de derechos de propiedad intelectual de la Fifa incluyen 3,2 billones de espectadores, casi la mitad de la población mundial.

En el último mundial la Fifa reportó US$2,1 billones en ganancias, 50% viene de los derechos de transmisión y 30% de marketing.

Así mismo, la Fifa recibe US$177 millones anuales de seis compañías únicamente por hacer parte del grupo élite de patrocinadores.

Además, la marca Fifa tienen un valor aproximado de US$229 millones. Lo que demuestra que la correcta protección y gestión de los derechos de propiedad intelectual generan activos intangibles de gran valor susceptibles de explotación económica.