Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Antonio Montoya jueves, 19 de julio de 2018

Actualmente, estos chats tienen validez siempre y cuando se le presenten al juez en su estado original, es decir, no se pueden editar, modificar ni manipular. Además, estas pruebas deben estar certificadas y haber sido analizadas por laboratorios especializados. Sin estas condiciones, no serán admitidas en un proceso legal.

De acuerdo con una encuesta realizada por la empresa Adalid Corp, una firma consultora, especializada en seguridad informática, de las pruebas digitales que se presentan hoy en los procesos judiciales en el país, 60% son correos electrónicos, 35% son chats de WhatsApp y de estos 23% son mensajes de voz. El resto son páginas de internet y otro tipo de documentos.

¿Se han incrementado las denuncias basadas en pruebas digitales?

Actualmente ocho de cada diez casos de derecho penal, civil o de familia que llegan a los estrados judiciales en Colombia, es decir el 80%, utilizan las pruebas digitales como recurso de defensa.

¿Qué tanta validez tienen estas pruebas?

Si están correctamente justificadas y valoradas, por ejemplo, no fueron alteradas, editadas ni manipuladas, son completamente válidas.

Estas tienen tanto valor probatorio como los documentos físicos tradicionales y se les debe aplica toda la normatividad de la ley.

¿Qué pasos se deben tener en cuenta para que estas pruebas sean válidas?

Primero, deben ser obtenidas a través de una orden judicial emitida por un juez.

Segundo, no pueden vulnerar el derecho a la intimidad, salvo en los casos en los que sea vea comprometida la vida, seguridad o integridad de una persona.

Tercero, tienen que presentarse en su estado original, es decir, no se pueden descontextualizar, editar ni manipular, bajo ningún concepto.

Estas pruebas deben ser lícitas y además serán susceptibles de ser objetadas por la defensa del acusado.

¿En qué casos se pueden declarar invalidas?

Se debe argumentar ante un juez ‘tacha de falsedad’, que quiere decir adulteración o edición del documento original; o ‘desconocimiento’, en el que se tiene que demostrar que la persona acusada no es el autor del mensaje.

¿Qué pasa con los mensajes de voz por celular?

Dada la popularidad de WhatsApp, en la que se conectan cerca de un millón de personas cada día y se calcula que por lo menos 800.000 individuos utilizan esta aplicación solo para enviar mensajes de voz, es importante tener en cuenta qué condiciones debe cumplir un audio para que un juez lo acepte como una prueba válida en un proceso judicial.

Aunque se pensaría que en casos judiciales, sólo los mensajes de texto enviados por las plataformas de mensajería instantánea pueden considerarse como pruebas, la Ley 527 del 18 de agosto de 1999, en sus artículos 6º, 7º y 8º, le da otra dimensión a los mensajes de voz.

Para que estas grabaciones sean válidas deben cumplir las siguientes condiciones:

1. Los audios deben ser originales, es decir no se pueden editar ni cortar.

2. Deben tener buena acústica, que permita escuchar claramente la dicción de quien envía el mensaje.

3. Deben ser obtenidos a través de una orden judicial.

Tampoco se debe reenviar el audio ya que puede perder calidad; y se debe buscar asesoría profesional, debido a que estas pruebas deben haber pasado antes por laboratorios especializados certificados para el manejo de este tipo de información.

Sin estas condiciones, estas pruebas no serán recibidas por el juez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.