Andrea Lemus Sábado, 19 de marzo de 2016

¿Qué es el Plan Energético Nacional (PEN) y en qué consiste?

Es el documento elaborado por el Ministerio de Minas y Energía y la Upme donde se establecen las bases para la estructuración e implementación de una política energética en Colombia. Está constituido sobre la base de la actualidad energética colombiana y sobre el contexto económico nacional e internacional, lo que permite concluir pautas y líneas de acción para reducir la pobreza energética. 

¿Cuáles son los objetivos del PEN?

El PEN tiene cinco objetivos específicos y dos transversales. Los específicos están orientados a la proyección de un país eficiente, productivo, formal y de oportunidades en materia energética:

(i) Suministro confiable y diversificación de la canasta energética.

(ii) Gestión eficiente de la demanda e incorporación de tecnologías de transporte limpio.

(iii) Universalización y asequibilidad del servicio de energía – equidad energética.

(iv) Interconexión internacional e infraestructura.

(v) Generación de valor en el sector energético para el desarrollo de regiones y poblaciones. Los transversales buscan contar con los soportes tecnológicos, infraestructura, capital humano y modernización regulatoria para el desarrollo del sector energético.

¿Qué plantea el PEN para diversificar el parque generador eléctrico colombiano?

Teniendo en cuenta los diferentes impactos que ha generado el cambio climático, el PEN propone la explotación de otras fuentes de energía con el fin de garantizar la confiabilidad del suministro. Dentro de estas fuentes alternativas de energías se encuentran: (i) el carbón limpio; la energía renovable no convencional, y (iii) las pequeñas plantas nucleares. 

¿Cómo está regulado el mercado energético en Colombia y cuál es la necesidad de una modernización regulatoria?

En Colombia, las actividades de la cadena energética están reguladas por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) y la Ley 142 de 1994. Según el PEN, el exceso de regulación y normatividad puede generar efectos adversos para el logro de los objetivos específicos y transversales. Hoy, el mercado exige que la regulación se concentre en temas como la tecnología y los entornos económicos y sociales, lo cual conlleva a que la regulación vigente sufra un cambio que lleve al país al cumplimiento de los objetivos planteados en el PEN. 

¿Qué plantea el PEN frente al futuro energético del país?

El PEN plantea algunos escenarios al 2050, analizando las proyecciones de demanda de energía total en el país. Éstas proyecciones de demanda se realizaron teniendo como referencia el Modelo para Análisis de Demanda de Energía de la Agencia Internacional de Energía Atómica. El PEN plantea que: “el escenario base, mostrado inicialmente, supone que la demanda de los energéticos sigue con tasas de crecimiento similares a las de los últimos años. De acuerdo a esto, se esperaría que la canasta energética para el año 2050 mantenga una estructura de participación similar a la del año 2010” .

Lo que busca finalmente el PEN es promover la eficiencia energética en la cadena de demanda, generación, distribución, transporte y comercialización, así como un modelo energético que sea asequible a través del incremento en la cobertura en todo el territorio nacional.