Jorge Ortega Cruz, Asociado Martínez Báez Consultores

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Jorge Ortega Cruz

miércoles, 13 de abril de 2022

Derivado de la experiencia reciente de la pandemia, fueron expuestas vulnerabilidades en la seguridad sanitaria como la falta de recursos dirigidos a la innovación y a la infraestructura hospitalaria. Asimismo, un factor importante es añadir el comercio internacional como el elemento logístico a fin de agilizar la pronta recuperación sanitaria de los pacientes globalmente.

La salud pública necesita de una relación activa entre los sistemas de salud, la normatividad, el comercio internacional y la propiedad intelectual como incentivadora de la innovación en medicamentos.

Los medicamentos no pueden ser considerados como solo un problema de salud pública, pues hay aspectos a mejorar en el acceso y la innovación a ellos, siendo estos aspectos los principales desarrolladores para la creación de nuevos productos y cubrir las nuevas emergencias médicas.

¿Qué tan compleja puede ser la política de promoción de innovación médica?

Esta política es simple, toda vez que, siendo como primer elemento la de los recursos, además del capital, las patentes, el know-how, la infraestructura investigativa sin dejar de lado los ordenamientos jurídicos aplicables. En un segundo elemento, tenemos la optimización de los recursos para crear nuevas patentes en el campo sanitario.

¿Cómo es el vínculo entre las políticas de salud pública, el comercio y la propiedad intelectual?

El acceso a los medicamentos y a los servicios sanitarios se amplían con la innovación, que es generada a través de la investigación más desarrollo; elementos que necesitan de una gran cantidad de recursos teniendo como el reconocimiento de derecho humano la accesibilidad universal en el tema salud.

Respecto al comercio, la Organización Mundial de Comercio, mediante el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Adpic), se fijó una normativa con carácter internacional mínima, para regular la propiedad intelectual teniendo como objetivo desarrollar tecnología médica y control sobre los precios, estableciendo ciertas prioridades con base en las necesidades de los países menos desarrollados.

Ahora bien, el comercio otorga un elemento importante, pues promueve el acceso a las patentes médicas y la innovación, sabiendo de antemano que ningún país tiene la capacidad de fabricar de manera aislada los productos médicos necesarios.

No obstante, es necesario hacer modificaciones arancelarias para aminorar estos costes aduaneros, además se deben armonizar los sistemas normativos nacionales de propiedad intelectual para tener un verdadero mecanismo global que sea capaz de prevenir y reaccionar rápidamente en eventos como el de la pandemia actual.

¿Cuáles son los elementos necesarios para garantizar un acceso eficaz a la salud pública?

Se debe tener una selección y uso racional de medicamentos, precios asequibles en los países con bajos ingresos, en este caso en particular, se debe lograr una mayor distribución de los medicamentos genéricos, generando así una escala mayor y por ende una disminución de precios.

Otro elemento es el de la financiación sostenible, pues es la que hace posible el suministro de tecnología médica y los propios medicamentos. Además se debe contar con sistemas de salud y suministro confiables con la finalidad de cubrir a todos los pacientes que necesiten tecnologías y medicamentos de buena calidad, esto último no siendo posible si no se cuenta con un sistema de salud estable y sus correspondientes cadenas de suministro.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.