16 de julio de 2024
Suscribirse


16 de julio de 2024
Suscribirse
Judicial

"Invertimos más de 3.400 horas de trabajo en la defensa de Colombia en este caso"

En la entrevista con la artífice del triunfo en caso Meritage se reveló que los inversionistas argumentaban que las medidas de extinción de dominio sobre el lote en el que se desarrollaba el proyecto eran expropiatorias y discriminatorias

29 de junio de 2024

Carlos Jaramillo Palacio


Cortesía
Canal de noticias de Asuntos Legales

El triunfo de la Nación en el caso Meritage es muy importante y transcendental. Aunque la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, en cabeza de su director (e) Jhon Jairo Camargo Motta, ha celebrado el triunfo como propio, lo cierto es que una abogada javeriana colombiana, Ana María Ordóñez Puentes, fue fundamental para este y la gran artífice. Ella, desde el 2017 y hasta enero del 2024, fue directora de Defensa Jurídica Internacional en la Andje. Le contó a AL cómo fue el proceso para el triunfo de ella y su equipo.

LOS CONTRASTES

  • Néstor OsunaMinistro de Justicia

    “Para el Estado colombiano es bien importante recibir el respaldo de un tribunal internacional que dice que no son viables pretensiones cuando de por medio hay negocios ilegales. Es una gran noticia”.

¿Cómo fue la estrategia jurídica que usted lideró para ganar el caso Meritage?

En el caso Meritage se cuestionaba el proceso de extinción de dominio. Esta es una figura jurídica fundamental para la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en Colombia. Teníamos la responsabilidad de demostrar que la figura de la extinción de dominio no vulnera los estándares de protección a la inversión extranjera. Por esta razón la estrategia se fundamentó en presentarle al Tribunal el origen y necesidad de la figura de la extinción de dominio para combatir el narcotráfico y el crimen organizado en nuestro país. Precisamente por esta razón desde la ANDJE tomamos la decisión de designar al profesor mexicano Hugo Perezcano Díaz como árbitro en este caso.

En la primera fase del procedimiento nos concentramos en defender la razonabilidad y legalidad de la medida de extinción de dominio que estaba siendo cuestionad. Gracias al trabajo de coordinación interinstitucional y colaboración con la Fiscalía General de la Nación, que incluso involucró muchos incidentes procesales y trámites internos, logramos obtener la información necesaria para presentar la excepción de seguridad esencial que finalmente fue acogida por el Tribunal.

¿Cómo fueron esas horas de trabajo?

Intensas y muy estresantes. Para comenzar, las primeras decisiones estratégicas en este caso las tuvimos que tomar en el año 2020, durante los momentos más críticos de la pandemia lo que nos obligó a llevar a cabo las primeras reuniones de coordinación de forma virtual, lo que no era ideal dada la sensibilidad de la información relacionada con este caso. A este gran reto debemos añadir que el profesor Emmanuel Gaillard, quien lideraba el diseño e implementación de la estrategia de defensa desde la firma Gaillard, Banifatemi, Shelbaya lamentablemente falleció en abril de 2021. Desde la ANDJE decidimos confiar en que su equipo liderado por Yas Banifatemi y Ximena Herrera estaba en capacidad de asumir el diseño e implementación de la defensa de Colombia. Los resultados demuestran que no nos equivocamos y que estas abogadas representan un digno legado del profesor Emmanuel Gaillard.

Este caso exigió la mayor cantidad de escritos y audiencias que hasta la fecha de mi retiro Colombia hubiera tenido que presentar para defenderse efectivamente en un arbitraje de inversión. Fueron tres audiencias. La primera en Washington D.C. (abril-mayo 2022), la segunda en Paris (octubre de 2022) y la última virtual en abril de 2023. Para la debida atención de la defensa siempre contamos con la confianza y el respaldo de los entonces directores generales de la ANDJE, doctores Camilo Gómez Alzate para la primera audiencia, y la doctora Martha Lucia Zamora para la segunda y tercera audiencia.

¿Cómo fue el proceso?

Muy enriquecedor. El equipo de abogados bajo mi liderazgo se integró por las abogadas de Gaillard Banifatemi Shelbaya, y los abogados de la dirección de defensa jurídica internacional de la ANDJE. Los expertos internacionales en daños de NERA UK, y los expertos inmobiliarios CBRE. Siempre estaré muy agradecida de haber liderado los equipos de defensa de Colombia en los arbitrajes de inversión porque siempre se integraron por personas de las que aprendí mucho. Junto con el abogado de la ANDJE Giovanny Vega Barbosa tuvimos la fortuna de trabajar con dos expertos legales que nos apoyaron en la presentación de la figura de la extinción de dominio, los doctores Yesid Reyes y Nilson Pinilla. Adicionalmente contamos con el testimonio de los tres fiscales cuyos procesos eran cuestionados por los inversionistas extranjeros. Se trata de los doctores Daniel Hernández, Alejandra Ardila y José Iván Caro quienes con mucha responsabilidad y dedicación presentaron sus declaraciones escritas y orales ante el Tribunal. También trabajamos con el director del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) doctor Alberto Acevedo, la entonces directora de asuntos internacionales Tatiana Garcia, y todo el equipo de la vicefiscal Mancera quién siempre apoyo la defensa de Colombia en este asunto.

¿Cuántas horas de trabajo tuvieron para este triunfo?

Desde la ANDJE invertimos más de 3.400 horas de trabajo en la defensa de Colombia en este caso. A esto debe sumarse las horas de trabajo de las firmas internacionales y los demás profesionales que integraron el equipo.

¿Desde el primer momento sabían que iban a ganar?

Uno nunca sabe si va a ganar un arbitraje internacional de inversión. Son casos de altísima complejidad que exigen un trabajo técnico y muy dedicado. Yo siempre he sido muy positiva y he confiado en las estrategias de defensa que presentamos. Este caso representaba un reto importante, pues la excepción de seguridad esencial nunca había sido concedida a ningún Estado en un arbitraje de inversión. Tal vez por eso había tanto escepticismo frente a una posible victoria de Colombia en este caso.

Personalmente, ¿cómo toma este triunfo?

Como una gran satisfacción del deber bien cumplido. Es el octavo laudo de inversión favorable a Colombia que se emite dentro de los 21 casos bajo mi responsabilidad y liderazgo.

La Andje presenta este triunfo sin reconocer el trabajo estratégico que usted lideró desde que comenzó este caso, ¿qué opina al respecto?

El éxito de Colombia en el arbitraje de inversión responde, en mi opinión, a que siempre se comprendió que la defensa del Estado siempre debe ser técnica y debe estar por encima de consideraciones políticas. Es importante que la Andje mantenga su carácter técnico y reconozca que los resultados que estamos viendo son producto de un trabajo responsable, especializado que exigió mucho esfuerzo, dedicación y la toma de decisiones complejas para lograr esta estrategia.

¿Qué argumentaban los inversionistas estadounidenses?

Los inversionistas estadounidenses argumentaban que las medidas de extinción de dominio sobre el lote en el que se desarrollaba el proyecto Meritage eran expropiatorias y discriminatorias.

¿Este es un hito en el derecho internacional y el arbitraje de inversión?

Sí, es un hito porque es la primera vez que un Estado obtiene un laudo favorable porque el tribunal acoge la excepción de seguridad esencial. Este laudo prueba que el arbitraje internacional de inversión es un mecanismo de solución de controversias excepcional, que debe respetar los límites del consentimiento del Estado a acceder a éste. Gracias a este laudo podemos afirmar que los Tribunales de inversión no pueden pronunciarse sobre asuntos que involucren la seguridad esencial de un Estado, cuando proceda por supuesto argumentar la excepción.

¿Quiere publicar su edicto en línea?

Solo envíe su Edicto o Aviso de Ley, y recibirá la información para su publicación
Comprar ahora
Contáctenos vía WhatsApp

ÚLTIMA EDICIÓN IMPRESA