20 de julio de 2024
Suscribirse


20 de julio de 2024
Suscribirse
Marcas

Conozca los aspectos que debe tener en cuenta para registrar una patente ante la SIC

El registro de patentes dependerá de diferentes factores de acuerdo a la invención o modificación de un elemento beneficioso para la sociedad

21 de junio de 2022

Santiago Diaz Gamboa

sdiaz@larepublica.com.co

Canal de noticias de Asuntos Legales

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) es la entidad que se encarga de aceptar los registros de propiedad intelectual. Entre ellos se destacan las solicitudes de marcas y patentes, tanto de invención como de modelos de utilidad. Las patentes están definidas por la Superindustria como un “privilegio que otorga el Estado a una persona natural o jurídica que reconoce la inversión de tiempo y esfuerzos para lograr una solución técnica que le aporte beneficios a la humanidad”. Para hacerse a una, es importante tener en cuenta varios pasos a seguir.

Como primera medida, debe presentarse la viabilidad de registro y un debido cumplimiento con los requisitos de patentabilidad. En esta fase, quien tenga la intención de registro deberá verificar que la patente de invención sea novedosa, tenga nivel inventivo y aplicación industrial. Respecto a la patente de modelo de utilidad, esta solamente debe cumplir con los requisitos de novedad y aplicación industrial.

LOS CONTRASTES

  • Andrea Donato Gerente de Consulting Group Marado

    “Si hay un buen nivel inventivo se podría estar hablando de una patente de invención pero si hay una modificación se clasifica como patente modelo de utilidad”.

  • Eduardo Cabrera Socio de Sergio Cabrera Abogados

    “La verificación del cumplimiento de los requisitos de patentabilidad y la rigurosidad son unas de las claves del éxito de una solicitud de patente”.

Bajo la Decisión 486 de 2000 de la Comunidad Andina, la novedad tiene que ver con que el producto no haya sido registrado con anterioridad, ni a nivel local ni en el panorama internacional. Por su parte, el nivel inventivo alude a que la invención no puede ser derivada de la técnica de otro producto que ya esté registrado, y la aplicación industrial se refiere a que la invención debe tener potencial de fabricación.

Una vez se verifica que la patentabilidad, el usuario debe proceder con la solicitud de la patente, que también deberá cumplir con unos requisitos precisos: un documento de petición, llamado petitorio; descripción; una o más reivindicaciones, que son las características novedosas de la invención para las cuales se reclama la protección legal mediante la patente; uno o más dibujos, cuando fuesen necesarios para comprender la invención y que podrán hacer parte de la descripción; el resumen como información breve sobre la invención, permitiendo una fácil comprensión del problema técnico planteado; los poderes que sean necesarios; y el comprobante de pago de las tasas establecidas para 2022 (divisional de una solicitud de patente de invención cuesta actualmente $83.000 para pago en línea y $104.000 en físico).

Posteriormente, para el examen de forma, a la solicitud se le realizará un examen formal para verificar el cumplimiento de requisitos previstos en la legislación. La entrega de este resultado por parte de la SIC se daría en un plazo de 30 días hábiles.

En tanto, para la publicación, es importante resaltar que se presenta la oportunidad procesal en la que terceros podrán presentar oposiciones que intentan desvirtuar la posibilidad de que la solicitud se convierta en patente con el aval de la SIC. En este punto, el solicitante tendría que atender las oposiciones que puedan presentarse frente al registro.

Por otra parte, dentro de los seis meses contados desde la fecha de publicación, el interesado tendrá que solicitar que se examine si el invento es patentable. Este proceso es más conocido como la petición del examen de patentabilidad. Inmediatamente después, la SIC estudiará si el invento cumple con los requisitos de patentabilidad y, en caso de no hacerlo, podrá negarla.

Las claves del éxito de una solicitud de patente, según explicó Eduardo Cabrera, socio de Sergio Cabrera Abogados, es la verificación del cumplimiento de los requisitos de patentabilidad, sumado a la rigurosidad de la búsqueda y el adecuado seguimiento del trámite a todos los requerimientos.
Siguiendo esta línea, Marcelo Cabrera, socio del mismo despacho, señaló que “la asesoría técnica-jurídica en la presentación de patentes debe basarse en una clara consulta del estado de la técnica y revisión minuciosa de las reivindicaciones para las cuales se reclama la protección”.

En cambio, para Andrea Donato, gerente de Consulting Group Marado, se debe saber clasificar el tipo de patente que se va a presentar, pues según lo que se vaya a solicitar, se selecciona la clasificación. “Si hay un buen nivel inventivo podríamos estar hablando de una patente de invención pero si hay un tema de modificación o adecuación a un producto que ya existe, podríamos clasificarlo como una patente modelo de utilidad. Es importante clasificar los aspectos técnicos”, dijo Donado.

La asesoría jurídica para este registro es un aspecto fundamental debido a los amplios requerimientos que hace la Superindustria, por ello, es un punto que debe primar a la hora de solicitar un registro de patente, según Eduardo Guzmán, abogado y director de marcas de Seneor Abogados. “La solicitud de patentes es un tema técnico que requiere uno o más expertos”, señaló.

Igualmente, agregó que, antes de realizar una solicitud de patentes, siempre se debe aplicar una búsqueda de patentabilidad, “porque a veces se cree que lo que una persona hace es novedoso y puede que no lo sea. Es recomendable hacer esta búsqueda para ahorrar tiempo y dinero a los solicitantes”.

¿Quiere publicar su edicto en línea?

Solo envíe su Edicto o Aviso de Ley, y recibirá la información para su publicación
Comprar ahora
Contáctenos vía WhatsApp

ÚLTIMA EDICIÓN IMPRESA