Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co miércoles, 29 de julio de 2020

La Contraloría, la Procuraduría y Supersalud han advertido sobre las diferentes demoras en las entregas de pruebas

En medio de esta oleada de pandemia por el covid-19 en donde se prevé que se van a presentar los picos más altos de contagios, se han escuchado las alertas de diferentes entidades de vigilancia y control por la demora que estarían teniendo algunas Entidades Prestadoras de Salud (EPS) a la hora de dar los resultados de las pruebas.

De acuerdo con los lineamientos del Gobierno, los resultados deberían tardar un promedio de unos tres días. Sin embargo, según las alertas realizadas, se estarían dando demoras. Incluso, la Supersalud evidenció que en algunos casos hay tiempos extremos de hasta de 72 días. No obstante, las EPS consultadas aseguraron que tardan entre tres y cinco días.

Adicional a ello, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, los resultados deberían estar listos en apenas 24 horas. Y es que el mandatario decidió entablar una denuncia penal ante la Fiscalía a cinco EPS por la demora en la toma y en las entregas de los resultados de las pruebas de laboratorio. “Las EPS ni siquiera saben cuál es el perfil de la población que atienden y eso es una negligencia más. Por eso, y por no entregar oportunamente las pruebas de laboratorio es está denuncia penal que se le ha hecho a las EPS de Colombia”, aseguró.

Demoras de hasta 72 días
Según los datos más recientes de la Superintendencia de Salud con corte a 30 de junio, el promedio de entrega de resultados está entre los tres días, pero se evidenció que se han presentado casos extremos de hasta 72 días.

LOS CONTRASTES

  • Lina María Aldana Contralora delegada para el sector salud

    “Esta situación ha ocasionado no solamente las posibles pérdidas de vidas humanas, sino que existe una posible pérdida de los recursos públicos designados del Gobierno”.

  • Gustavo Morales Presidente de Acemi

    “Las restricciones sobre la integración vertical pueden haber generado cuellos de botella que nos han impedido invertir más en laboratorios. Pero hay que tratar de solucionar”.

Adicionalmente, de los 55 laboratorios de los 65 requeridos por la Supersalud y que están adscritos a la Red Nacional de Laboratorios, se encontró que su capacidad promedio de procesamiento es de 19.592 muestras diarias, pero que tan solo utilizan 75% de esa capacidad, es decir, 14.625 muestras diarias.

Teniendo conocimiento de este tipo de demoras y otro tipo de denuncias realizadas por los ciudadanos, la Contraloría General de la República decidió iniciar actuaciones fiscales por los retrasos en la entrega de los resultados, ya que en parte observa que hay un desaprovechamiento en la gestión y uso de los recursos del sistema de salud.

“Por último, se evidencia que la demora en la entrega de los resultados está generando que no se refleje la situación real de contagios, lo que impide la toma de decisiones de control epidemiológico de forma oportuna”, aseguró la contralora delegada para el sector salud, Lina María Aldana Acevedo.

Así mismo, el informe entregado por Supersalud reportó que 30.470 muestras se encuentran pendientes de procesar y de ese volumen 82% se concentra en ocho laboratorios (ver gráfico).

Por otro lado, la mayor capacidad de procedimiento de pruebas se concentra en Bogotá (55%), Antioquia (22%) y Atlántico (5%).

Por su lado, Gustavo Morales, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), aseguró que durante cuatro meses han creado toda una industria nueva y eso ha sido, en gran parte, al apoyo del sector privado, sabiendo que la responsabilidad jurídica de las muestras es de la autoridad pública. En cuanto a los resultados del informe de la Supersalud, resaltó que hay unos “cuellos de botella” derivados del incremento de volumen de pruebas.

“Es muy importante resaltar que no se necesita la prueba para todos los casos. Si creen que hay razones suficientes para decir que estás contagiado, lo más lógico es que te aísles aún si no te ha llegado la prueba y eso ayudaría a reducir la tasa de contagio”. Adicional a ellos, agregó que el llamado es a no creer que “la prueba es esencial, por eso le hemos pedido al Gobierno que autorice el diagnóstico clínico, es decir, el diagnóstico médico para que la persona entre directamente en el tratamiento”, resaltó Morales.

Actualmente, el Ministerio de Salud registra que en promedio se están procesando unas 30.000 pruebas diarias. De acuerdo a los lineamientos y protocolos publicados en la Circular 005, le corresponde a las EPS y a los Institutos Prestadores de Salud (IPS) fijas y de atención domiciliaria, entre otras entidades de salud, garantizar la toma de muestras siguiendo diferentes lineamientos, como la provisión de insumos para la toma y transporte de muestras de los casos probables, o la obligación que existe para que sean tomadas por el personal capacitado teniendo en cuenta todas las medidas de bioseguridad.

Hay 2.637 pruebas pendientes
Otro de los entes de control que está detrás del caso es la Procuraduría, la cual instó a las secretarías departamentales, municipales y distritales de salud a ejercer control y vigilancia frente al proceso de toma, análisis y entrega de resultados.

Asuntos Legales conoció un documento que revela que la entidad ha analizado nueve respuestas por parte de diferentes secretarías departamentales, en las que se halló un retraso en 11.499 pruebas. Y en 40 municipios se logró identificar adicionalmente que a la fecha existen unas 2.637 muestras de covid-19 pendientes por resultados.

Por otro lado, el superintendente de Salud, Fabio Aristizabal, aseguró que hay 15 EPS con medidas cautelares, pero seis ya tienen procesos adelantados para posibles sanciones por el incumplimiento en la atención y entrega de medicamentos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.