Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co miércoles, 5 de agosto de 2020

Algunas opiniones a favor argumentan que aún no se han encontrado evidencias suficientes para adoptar una decisión judicial determinante

Tras conocerse la noticia de que la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención domiciliaria contra el expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez en el proceso que lleva en su contra por supuesto fraude procesal y soborno en la presunta manipulación de testigos, empresarios y gremios de diferentes sectores decidieron salir en su respaldo.

Los directivos y ejecutivos de compañías fueron enfáticos en dar una voz de aliento y solidaridad al senador Uribe y en considerar que su trabajo como presidente por ocho años y como senador ha sido de gran ayuda para solucionar algunos problemas sociales, económicos y de seguridad del país.

Al cierre de esta edición no se conocía en detalle la providencia asumida por la Corte, razón por la cual la opiniones estaban muy divididas sobre el proceso. Entre las opiniones de quienes respaldan al senador, se argumenta que aún no se han encontrado evidencias suficientes para adoptar una decisión judicial determinante.

El proceso tiene varias aristas que deben ser aún analizadas por los magistrados de la Corte y la defensa del acusado.

De acuerdo con el abogado penalista Alejandro Arcila, la decisión adoptada por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia es una medida de aseguramiento de detención preventiva en su domicilio, lo que significa que mientras dure el trámite de la actuación penal que se sigue en su contra estará privado de su libertad en el domicilio.

“Significa, además, que de conformidad con el Art. 359 de la Ley 600 de 2000, deberá cesar en el ejercicio de su función pública como senador de la República. Posteriormente, la Corte definirá si acusa formalmente al expresidente, una vez se cierre la etapa de instrucción, dando paso formal al inicio del juicio en su contra, que sería conocido por la Sala de Primera Instancia”, resaltó Arcila.

Este caso empezó en 2012 tras el debate de control político que llevó adelante el congresista Iván Cepeda en donde mencionaba la relación del hermano del senador Santiago Uribe (investigación que aún está en curso), con el grupo denominado “Los 12 apóstoles” y en el que mencionó la existencia del testimonio de Juan Carlos Meneses.

Tiempo después el congresista Cepeda le dijo al entonces fiscal Eduardo Montealegre de los incidentes relacionados con la seguridad de otro testigo conocido como Juan Guillermo Monsalve. Y eso lo llevó a radicar en 2014 ante la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el posible riesgo que sufrían los testigos Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve en relación a los presuntos vínculos del expresidente con un grupo armado ilegal que opero en la década de los 90.

Tras ello, Uribe decidió hacer una denuncia a la Corte en donde entregaba una serie de entrevistas que demostraba como Cepeda había supuestamente manipulado dichos testigos. Sin embargo, la Corporación se abstuvo de abrir una investigación penal contra Cepeda por calumnia, fraude procesal y falso testimonio en calidad de determinador.

Esta decisión se tomó en gran medida tras recibir por parte de Reinaldo Villalba, abogado de Cepeda, información sobre como un miembro del partido Centro Democrático, quien supuestamente, era Álvaro Hernán Prada, habría contactado a Monsalve para que se retractara en su versión.

Esta situación llevó a que se abriera una investigación formal contra los senadores Uribe Vélez y Álvaro Hernán Prada, para que respondieran por los supuestos delitos de soborno y fraude procesal.

A partir de ese momento empiezan a sumarse toda una serie de testigos y pruebas recolectadas tanto del ente investigador como de la defensa, entre las que se encuentran las conversaciones con el exalcalde Wilser Molina, y la evidencia de que el abogado de Uribe, Diego Cadena había asistido a la cárcel para visitar a Monsalve en donde habrían tenido una conversación.

Debido a este largo proceso en el que se entremezclan diferentes casos, evidencias, testimonios es que para los defensores no es contundente ni determinante la decisión adoptada por la Corte.

Voces a favor

LOS CONTRASTES

  • Ricardo A Sierra Presidente de Celsia

    “Cuando los colombianos entendamos que no solo se trata de la libertad de Álvaro Uribe, sino de la libertad, la democracia y el futuro de un país, entenderemos que el momento de actuar es ahora”.

  • Ricardo Ortiz Presidente de Siigo

    “Rechazo esa medida. Álvaro Uribe ha hecho mucho bien al país y montarle una persecución por cosas que pasaron hace tiempo no está bien. Pienso que merece más respeto del que se le está dando”.

  • Santiago castro Presidente Asobancaria

    “Mi solidaridad con Álvaro Uribe Vélez y su familia en estos duros momentos, y mis deseos de que pueda demostrar pronto su inocencia para seguir sirviendo al país”.

  • Rosmery Quintero Presidente Acopi

    “Como gremio expresamos nuestro respaldo a la institucionalidad, respetar los procesos y los tiempos que corresponden a una decisión tan delicada como esta. Nuestra solidaridad para su familia”.

  • Jaime Alberto Cabal Presidente de Fenalco

    “La verdad nos causa tristeza que un presidente que ha hecho tanto por Colombia termine con una medida de aseguramiento sin haber terminado un juicio y que no aporta nada, sentimos dolor de patria”.

  • María Claudia LacoutureDirectora ejecutiva de Amcham Colombia

    “Primero el gobernador de Antioquia y ahora el expresidente ¿dónde está la justicia? La medida de detención preventiva es extrema, mientras que otros que sí deben pagar cárcel, gozan de libertad”.

  • José Félix lafaurie Presidente de Fedegan

    “Cuando nos asesinaban y nos secuestraban por miles los que hoy están en el Congreso de la República, Álvaro Uribe nos regresó el derecho al trabajo y a la vida. Fedegan con Álvaro Uribe”.

  • Jaime Humberto López Presidente de Asobolsa

    “Me parece un poco desproporcionada la pena, pero no conozco los antecedentes. Creo que Uribe es un hombre decente. Me preocupa tanta impunidad en muchos casos y tanto castigo en otros”.

  • Victor Hugo Malagón Presidente del foro del presidente y profesor universitario

    “Es un día triste para la democracia, es inevitable que el ciudadano de a pie piense en la proporcionalidad de la justicia.Quienes somos demócratas protegemos y respetamos el estado el derecho”.

  • Alejandro Martínez Presidente de Gasnova

    “Tengo total certeza sobre la inocencia del presidente Álvaro Uribe. Manifiesto mi agradecimiento por todo lo que ha hecho por el país y mi dolor por la ofensa cometida contra uno de los más grandes”.

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.