Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co lunes, 13 de julio de 2020

Dentro de las denuncias presentadas por los consumidores, 57,45% fue por el incremento de los precios previo a las jornadas

Los días sin IVA que decretó el Gobierno para reactivar la economía han estado marcados por la dualidad del ‘bien’ y del ‘mal’. Gran parte de ello, fue lo que generó que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) recibiera 738 denuncias de los consumidores relacionadas con las jornadas del 19 de junio y del 3 de julio.

Y es que muy pocos olvidarán ese primer día donde hubo toda una serie de incumplimientos con lo establecido para prevenir el contagio del covid-19, además de las supuestas irregularidades en los precios y de la información que dieron los comercios, entre otros. No obstante, se generó un incremento de 70% en las ventas.

Por su lado, la segunda jornada estuvo más controlada luego de que la SIC emitiera una orden administrativa sobre las obligaciones que tenían los comercios frente a los clientes.

Aun así, dentro de las denuncias presentadas por los consumidores siguió encabezando la lista el incremento de los precios, rubro en el que se recibieron entre el 1 de junio y 6 de julio 424 reclamaciones, que representaron 57,45% del total.

LOS CONTRASTES

  • Carolina Solano Socia líder de la Unidad de Derecho Corporativo en Scola Abogados

    “En uso de sus facultades administrativas, la SIC puede iniciar investigaciones de oficio o petición de parte para hacer hallazgos frente al incumplimiento del Estatuto y establecer las sanciones”.

  • Pablo Felipe RobledoExsuperintendente de Industria y Comercio

    “Yo creo que todas esas instrucciones que las autoridades dan, generan claridad y en la medida en que se dé, pueden haber menos infracciones y, por ende, menos investigaciones a las empresas”.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 26 de la ley 1480, que hace claridad sobre los derechos que tienen los consumidores al adquirir bienes y servicios, se establece dar una información clara y veraz del precio de venta de los productos que se ofrecen al público.

“Un empresario podía subirle el precio histórico al producto, la respuesta es sí, porque él puede vender como prefiera. Lo que pasa es que si le subía el precio histórico lo tenía que vender con IVA, es decir, si el empresario decidía vender un bien sin IVA no podía alterar el precio histórico”, aseguró el exsuperintendente de Industria y Comercio Felipe Robledo.

Robledo también explicó que si se llegase a descubrir que los comerciantes alteraron el precio histórico en la venta de sus productos acarrearían sanciones de hasta 2.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes, es decir, un aproximado de $1.750 millones.

Por ley el precio debe ser informado al consumidor de manera visual y deberá ser claro en contener todos los costos adicionales que se hubieran podido generar como consecuencia de un estudio previo realizado por el comercio. Por ello, la SIC fue muy clara en su orden administrativa con respecto a la información y los tipos de publicidad que se llevarían adelante.

Tras ella, la siguiente denuncia que más se presentó fue el hecho de que no se aplicó a los productos el descuento del IVA para las categorías señaladas en compras electrónicas. En esta, 127 consumidores reclamaron.

Al igual, que el comercio físico la venta digital o a distancia debe cumplir con los preceptos legales establecidos en la norma para dicha modalidad.

En ese sentido, los comerciantes siempre deberán cerciorarse de la entrega efectiva del bien, garantizar el derecho de retracto, permitir que el consumidor realice reclamaciones y devoluciones sobre los productos y servicios, entre otros.

Los compradores pudieron realizar cualquier tipo de denuncia a través de la aplicación en tiempo real Pqrfvs, la línea telefónica o su página web.

Mientras que la menor cantidad de denuncias se presentaron por asuntos como: la falta de información (1); los requisitos para acceder a los productos en el día sin IVA (1) y el límite de productos (1).

También, se reveló que la ciudad en donde más se hicieron escuchar las “voces” de los consumidores fue en Bogotá, que presentó en este periodo 445 denuncias relacionadas con los dos días sin IVA. Además, destaca que este fue uno de los sitios en los que más se reportaron aglomeraciones en el primer día.

Tras ella, le siguieron Medellín, con 85 denuncias; después Cali, con 21; y Barranquilla, con nueve.

Los reclamos recibidos tienen el fin de denunciar algo que está afectando los derechos de todos los consumidores. Eso le permitió a la entidad realizar 19 requerimientos de información para verificar si hay o no mérito para abrir investigación a los diferentes comercios.

Además, se realizaron nueve demandas a diferentes comercios por distintos tipos de inconformidades. Los procesos judiciales se hacen para valer los derechos cuando en el marco de una relación de consumo se ven afectados el cliente de manera personal.

Con la demanda, se busca un resarcimiento económico o material por parte de la empresa.

No obstante, la Superindustria aclaró que ninguna de estas demandas cumplen con el requisito de reclamación directa, ya que de acuerdo con el artículo 58 número cinco, previo a presentar la demanda, el consumidor debe adelantar una reclamación directa ante el proveedor o productor, quien tiene 15 días hábiles para dar una respuesta.

La SIC también realizó una serie de inspecciones a los diferentes comercios, con el fin de verificar si estaban cumpliendo con lo establecido en la ley y las medidas de bioseguridad establecidas por el Gobierno.

En ese sentido, se hicieron 11 visitas administrativas físicas entre el 18 y 19 de junio. Por otro lado, el 3 de julio se realizaron 50 visitas administrativas de inspección a las páginas web por parte de la entidad.

La próxima jornada que se va a llevar adelante sin IVA es el 19 de julio y las autoridades esperan establecer una mayor regulación a los comercios para que den cumplimiento a lo ordenado.

Carolina Solano, socia líder de la Unidad de Derecho Corporativo de Scola Abogados, manifestó que entre los retos está el de dar un mayor uso de facultades preventivas y reactivas por parte de la SIC.

“Otra necesidad evidente es la conversión de negocios al comercio electrónico cuyas barreras tecnológicas impiden un mayor aprovechamiento de estas jornadas que busca reactivar la economía”, indicó Solano.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.