Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

sábado, 12 de julio de 2014

El organismo no suele responder bien a las bajas temperaturas y las vías respiratorias pueden verse afectadas. Por esa razón algunos deciden utilizar buzos de cuello alto o cubrirse la nariz y la boca disminuyendo la inhalación de aire frío. Si la temperatura es muy baja,  será necesario proteger manos y orejas ya que son partes que no se calientan automáticamente al correr, ya que la circulación se centra en el resto de los músculos.

En cuanto a la indumentaria, es recomendable que sobre y no que falte, aunque no deben ser demasiadas prendas pues hay que tener en cuenta que al correr, la temperatura corporal aumenta, lo que puede resultar en sudor excesivo y sobrecalentamiento. Es conveniente proteger la piel del viento frío (protector en los labios, cara y orejas), y al finalizar la sesión, hacer una sesión de estiramiento, que puede hacerse bajo techo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.