Jueves, 18 de febrero de 2016

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió al Gobierno mexicano “no dar dinero a la fundación Teletón, porque ésta promueve a las personas con discapacidad como sujetos de caridad, además le solicitó responsabilizarse de la atención de las personas con discapacidad”.

Así el Comité de expertos de la ONU, reunidos en Ginebra, Suiza, difundió el pasado viernes 3 de octubre las principales recomendaciones contenidas en su informe sobre México, después de haber examinado al país los días 16 y 17 de septiembre.

El documento tiene 12 páginas con 67 recomendaciones dirigidas al Gobierno mexicano, en las que se recomienda desarrollar programas de toma de conciencia sobre las personas con discapacidad, particularmente en el apartado Toma de conciencia artículo 8 y en el punto 17 del informe explican su preocupación por  las campañas de Teletón:

“Al Comité le preocupa que buena parte de los recursos para la rehabilitación de las personas con discapacidad sean objeto de administración en un ente privado como Teletón, además, observa que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad”.

Por esta razón, sugirió en su recomendación número 18 al Gobierno mexicano establecer “una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad”.

Algunas de estas recomendaciones se pueden aplicar para el caso de Colombia, donde Teletón es una IPS, es decir una Institución Privada Prestadora de Servicio, con instalaciones, equipos y servicios de muy buena calidad pero con altos costos que las personas con discapacidad no pueden pagar.

Para la Teletón la rehabilitación es el único camino cuando la Convención reconoce el modelo social de la discapacidad, esto quiere decir que la discapacidad no recae en la persona, sino en las barreras y obstáculos que la sociedad impone y limita su desarrollo integral y pleno.

Algunos de los problemas de Teletón, es que desconoce que el Gobierno es el encargado de la política pública de discapacidad, que es una entidad privada del sistema de salud, que perpetúa el estereotipo de caridad de la discapacidad, que no tiene una veeduría de los recursos públicos y que hace una colecta pública en nombre de las personas con discapacidad sin que ellas estén de acuerdo.

En cualquier caso, el Gobierno colombiano tiene una política pública de discapacidad con el documento Conpes 166 de 2013 con enfoque de derecho, atiende a las víctimas con discapacidad como consecuencia del conflicto, tiene el batallón de sanidad para los militares que quedan con discapacidad, tiene una política transversal de discapacidad en toda la estructura del Estado, y tiene el observatorio de minas antipersonas, así como el futuro centro integral de rehabilitación.

En conclusión, hacemos un llamado a atender las recomendaciones emitidas por Naciones Unidas a Teletón, para adoptar los principios y preceptos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, e imprimir en su objeto el enfoque de derechos humanos a la sociedad colombiana.