Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

jueves, 14 de enero de 2016

A nivel nacional, el principal propósito es alcanzar la paz en Colombia que garantice el desescalamiento de la guerra, que podamos ejercer el derecho a vivir en una sociedad que excluya la violencia como medio de solución del conflicto, que impida la violación a los derechos humanos y que proteja a sus ciudadanos frente a la arbitrariedad, la violencia y el terrorismo.  

En este sentido, esperamos que se implemente la Cátedra de la Paz, Ley 1732 de 2014, que tiene como objetivo crear y consolidar un espacio para el aprendizaje, la reflexión y el diálogo sobre la cultura de la paz, más ahora que ya se reglamentó con el Decreto  1038 de 2015. 

En suma esperamos todos los colombianos optimistas, que se culmine con éxito el proceso de paz con las Farc, que este acuerdo sea aprobado por los colombianos en el plebiscito y que se inicie un proceso definitivo con el ELN.

Otro propósito para el nuevo año, es que el país le dé un muy buen manejo a la economía para que pueda contrarrestar el alto precio del dólar y los bajos precios internacionales del petróleo, esto para que Colombia continúe en la senda de crecimiento y reducción de la pobreza con la que ha venido en los últimos años.

Un propósito importante, es la elaboración de los planes de desarrollo regionales en concordancia con el nuevo Plan Nacional de Desarrollo Ley 1753 de 2015, planes que permitan construir desde hoy la Colombia del futuro, en  torno a tres ejes estratégicos como son la paz, la equidad y la educación.

Otro reto importante que tiene el país, es adelantar la reforma tributaria, labor que se dificulta y puede ser muy impopular frente al plebiscito de la paz.  

A nivel internacional, esperamos que Colombia esté presente en la agenda post 2015 de Naciones Unidas, que plantea un enfoque basado en políticas integradas, de modo que garanticen el desarrollo económico y social, la paz y la seguridad, así como  la sostenibilidad medioambiental, dando respuesta a las aspiraciones de todos de vivir en un mundo sin miedo y sin carencias.

En favor de los sanandresanos, esperamos que se avance en el tratado con Nicaragua, en el entendido que las decisiones de la Corte Internacional de Justicia, deben ser incorporadas al derecho interno mediante un tratado ratificado según la Corte Constitucional, Sentencia C-269 de 2014. 

También se mantiene como propósito, la ratificación por parte del Estado colombiano del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, que prevé las quejas individuales de ciudadanos. 

Igualmente esperamos la ratificación del Tratado de Marrakech, que significaría la posibilidad de intercambio gratuito de obras adaptadas para personas con discapacidad, garantizando el acceso al conocimiento, a la información y a la cultura.

En conclusión, esperamos como propósito del nuevo año, culminar con éxito el proceso de paz, para entrar en una etapa de posconflicto que permita al Estado colombiano atraer inversión extranjera y convertirse en un país turístico.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.