Foto por: Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia Jueves, 20 de diciembre de 2018

La Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio le concedió la protección solicitada

Banco Davivienda, una de las tres entidades financieras más grandes del país, perdió un pleito marcario contra One Consultants (empresa de Medellín especializada el en desarrollo de soluciones informáticas) frente a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

El conflicto de propiedad intelectual comenzó con la solicitud de One Consultants para registrar la marca Superbank y distinguir productos comprendidos en la Clase 9 (aplicaciones de software para dispositivos) de la Clasificación Internacional de Niza.

Una vez publicada la solicitud en la Gaceta de Propiedad Industrial, Davivienda interpuso oposición argumentando que Superbank no cuenta con elementos suficientes para diferenciarse con el conjunto marcario Bansuperior porque carece fonéticamente de expresión y no tienen características novedosas para penetrar en la mente del consumidor.

La entidad bancaria agregó a su oposición que los productos y servicios en comparación son complementarios, porque para desarrollar operaciones financieras se requieren software y programas de un ordenador. Esto significaría que los signos enfrentados son conexos competitivamente.

One Consultants respondió a la oposición que “los canales de distribución y la naturaleza comercial de los servicios que ofrecen ambas marcas son completamente diferentes”. En esa medida, no existiría un riesgo de confusión porque el consumidor objetivo de Superbank no es el mismo que el de la marca previamente registrada.

Después de los argumentos presentados por ambas partes, la Superindustria ejecutó su estudio de registrabilidad y finalmente resolvió declarar infundada la oposición de Davivienda, mientras que concedió el registro de la marca Superbank. Cabe aclarar que es una decisión de primera instancia y, por ende, se puede apelar ante el Superintendente Delegado para la Propiedad Industrial.

Juliana González, socia de González de la Espriella Abogados, explicó que en este caso “si bien los signos “Superbank” y “Bansuperior” evocan un superlativo asociado a los servicios bancarios, son expresiones laudatorias que no pueden ser apropiadas de manera exclusiva. En este caso, la Superintendencia de Industria y Comercio tuvo en cuenta elementos adicionales como los gráficos, para determinar la distintividad de la marca concedida”.

Esto fue precisamente lo que el análisis de la autoridad marcaria demostró en su decisión: a pesar de que los signos comparados comparten cierta semejanza, cada uno de ellos cuenta con elementos adicionales que generan que al ser pronunciados y observados produzcan impresión diferente en el consumidor.

La Dirección de Signos Distintivos encontró que “la única coincidencia entre estos signos es una expresión de naturaleza evocativa, la cual es una partícula débil respecto de los productos a identificar”. De esta manera, la SIC concluye diciendo que las marcas se pueden individualizar sin problema.

Antecedentes

Banco Davivienda sostuvo un pleito marcario el pasado septiembre contra Blanchia, empresa encargada de la construcción de edificios residenciales. El resultado fue que la entidad bancaria perdió el conflicto en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). La Dirección de Signos Distintivos resolvió conceder el registro de la marca “Privilege” a Blanchia en la Clase 37 (edificios y reparaciones) de la Clasificación Internacional. Así mismo, declaró infundada la oposición que interpuso Davivienda.

LOS CONTRASTES

  • JULIANA GONZÁLEZSOCIA DE GONZÁLEZ DE LA ESPRIELLA ABOGADOS

    “Si bien los signos Superbank y Bansuperior evocan un superlativo asociado a los servicios bancarios, son expresiones laudatorias que no pueden ser apropiadas de manera exclusiva”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.