Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co viernes, 31 de enero de 2020

La opositora buscaba defender la denominación "fuego" utilizada en una de sus marcas previamente registradas en el organismo

La marca Alfuego logró registrarse en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) pese a la oposición presenta de Grupo Bimbo, que buscaba proteger la denominación fuego que compone sus marcas.

La multinacional mexicana declaró ante la SIC en su documento opositor que la marca que se quería registrar para identificar productos de la clase 29 reproducía en su totalidad la denominación “fuego”, la cual hacía parte de la composición de varias de sus marcas.

LOS CONTRASTES

  • Danilo RomeroAbogado de Holland & Knight

    “No vale la pena hacer el análisis de similitud. Los productos al ser distintos permiten por virtud del principio de la especialidad, que se aplicó perfectamente en este caso, que las marcas puedan coexistir”.

  • Germán FlorezAbogado y profesor de las universidades Sergio Arboleda y Nacional

    “Respecto a la oposición presentada por el Grupo Bimbo con su marca Fuego, es necesario precisar que esos son los riesgos de reivindicar una palabra común, y no debería ser usada de manera exclusiva”.

Además, la oposición afirmó que el señor Juan Sebastián Llano, quien había solicitado el registro no tenía ningún vínculo con la entidad, por lo cual se cumplía la causal de irregistrabilidad consagrada en el literal a) del artículo 136 de la Decisión 486 de la Comunidad Andina, en la que se expresa que no se aceptará una marca cuando su registro afecte el derecho de un tercero.

En respuesta a la oposición de Grupo Bimbo, Llano aseguró que la expresión “fuego” al ser de uso común, es un término débil para identificar servicios protegidos en cualquier clasificación, puesto que no le impide por sí sola, la distintividad suficiente a un signo para ser considerado registrable.

“Si verificamos en los archivos de este ente podríamos encontrarnos que la expresión fuego base de la oposición tiene en total 81 registros, algunos vigentes, otros vencidos y otros caducados pero que siempre han coexistido en el mercado sin inconveniente alguno de ellos para la clase “afectada”, añadió el representante del signo solicitado.

Además, aseguró que aunque la oposición dijese que hay ocho signos registrados y seis vigentes con la expresión “fuego”, solo uno era de ellos, por lo cual no existía un mínimo riesgo de presentarse una confusión por parte del consumidor al momento de la compra.

La marca Alfuego no solo pretendía distinguir productos dentro de la clase 29, en la que se contemplan carnes, pescados, carne de ave y de caza , etc., sino que también buscaba hacerlo con asadores, aparatos de cocción y refrigeración, entre otros, comprendidos en la clase 11 de la clasificación Niza.

Dada la oposición presentada por Grupo Bimbo, el organismo decidió negar la solicitud de registro de la marca Alfuego dentro de la clase 29 (carnes), decisión que se reitera incluso luego del recurso de apelación interpuesto por la marca solicitante.

Sin embargo, el estudio de registrabilidad siguió abierto para la marca Alfuego en la clase 11, por lo cual la Superindustria procedió a evaluar el signo solicitado .

Luego de realizar el análisis del signo, se determinó que “ostenta distintividad toda vez que la fuerza distintiva intrínseca del mismo hace que sea susceptible de identificar productos y ser asociado por el consumidor con su respectivo origen empresarial”, afirmó la Superindustria.

Además, tras tenerse en cuenta las otras causales de irregistrabilidad, no se encontró con ninguna que se cupliera, por lo cual se autorizó el registro de la marca Alfuego, para distinguir productos únicamente de la clase 11 de Niza.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.