Foto por: Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia Jueves, 22 de noviembre de 2018

El director deportivo de fútbol protagonizó un conflicto marcario en la Superintendencia de Industria y Comercio

El director técnico colombiano de fútbol, Jorge Luis Pinto, quien actualmente dirige a Millonarios F.C., fue partícipe de un conflicto en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). El licenciado en Educación Física solicitó el registró de la marca Balón Pinto para distinguir productos de la Clase 28 (Juguetes) de la Clasificación Internacional de Niza. Sin embargo, la Dirección de Signos Distintivos negó su pedido.

No consiguió el registro porque la compañía LCS International presentó oposición a la solicitud de Pinto. Lo hizo con fundamento en las similitudes que, presuntamente, tiene el signo solicitante con la marca Le Coq Sportif; no es un visión nominativa, sino en los elementos gráficos como, por ejemplo, la figura de un gallo que aparece en ambos casos. Para la Superindustria, los argumentos expuestos por la sociedad opositora fueron los correctos, así que resolvió declararlos fundados.

Estefanía Chaves Hurtado, abogada de Buriticá Abogados, explicó de la decisión que “la SIC toma fue acertada ya que las marcas deben ser analizadas en conjunto, en especial en la recordación que generan en el consumidor. La imagen del gallo es idéntica entre los signos enfrentados, lo que genera un alto riesgo de confusión en el consumidor y por tanto la solicitud debe ser negada”.

Por su parte, Andrea Donato Castillo, gerente general de Consulting Group Marado, sostuvo que, cuando se solicitan signos, “existen aspectos importantes a tener en cuenta frente a registros de marcas que la entidad a otorgado previamente, dentro de los cuales se encuentran por supuesto la parte gráfica de los mismos; ya que es uno de los elementos que el publico consumidor retiene en el momento de adquirir los productos y servicios en el mercado y no se puede dejar caer en error de origen empresarial”.

Antes de que la SIC emitiera su fallo definitivo en primera instancia, el entrenador del equipo embajador respondió a la oposición que su signo representa un diseño particular y único, pues incorpora el gráfico de un gallo que emana el sentimiento nacional colombiano al poseer los tres colores de la bandera, mientras que el signo opositor está caracterizado únicamente con los colores blanco y negro. No obstante, su planteamiento no fue suficiente.

Para definir el pleito, la Dirección ejecutó su estudio de registrabilidad, donde observó que entre los signos Balón Pinto y Le Coq Sportif, la parte gráfica resulta ser muy sobresaliente y, por consiguiente, la predominante en el análisis comparativo. Así, al incorporar ambos la imagen de un gallo, significaría que el consumidor los confunda o asocie a un mismo origen empresarial.

Inclusive, a pesar de que las marcas enfrentadas no se encuentran en el mismo numeral de la clasificación, es posible identificar que se trata de productos de un mismo género debido a que coinciden en su finalidad hacia la industria deportiva. En conclusión, el nuevo técnico de Millonarios se anota una derrota, esta vez en la cancha de la propiedad intelectual y la Superindustria.

LOS CONTRASTES

  • ESTEFANÍA CHAVES HURTADOABOGADA DE BURITICÁ ABOGADOS

    “La SIC toma una decisión acertada ya que las marcas deben ser analizadas en conjunto, en especial en la recordación que generan en el consumidor. La imagen del gallo es idéntica entre los signos”.


  • ANDREA DONATO CASTILLOGERENTE GENERAL DE CONSULTING GROUP MARADO

    “Cuando se solicitan signos ante la SIC debe tenerse claro que existen aspectos importantes a tener en cuenta frente a registros que la entidad otorgó, dentro de los cuales se encuentra la parte gráfica”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.