Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria miércoles, 7 de julio de 2021

Pese a que Juan Valdez alegó una imitación de su personaje, la solicitante dijo que existen elementos adicionales que aportan diferencias.

A la Superintendencia de Industria y Comercio se presentó la sociedad Almacenes la 13 S.A, solicitando formalmente el registro de la marca Almacén El Campesino (mixta) con el fin de identificar los productos y servicios de la clase 35 de la Clasificación Internacional de Niza, que denota la comercialización al por mayor y al detal de cristalería, cubertería y derivados.

Posterior a ello, la Federación Nacional de Cafeteros presentó un recurso de oposición en contra del registro, acogiéndose a las causales contenidas en el artículo 136, literales a) y h) de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina.

La Federación aseguró en sus argumentos que la marca solicitada presenta una similitud conceptual y gráfica con la marca Juan Valdez, registrada por la entidad y bajo la cual ostenta el estatus de marca notoria, debido a su amplio reconocimiento en el mercado.

“El signo solicitado imita y reproduce elementos característicos de la marca opositora como lo son la ilustración del icónico personaje Juan Valdez y su mula ‘Conchita’. Lo anterior se puede evidenciar con la mera confrontación de los signos en presentados en el conflicto”, comentó la parte opositora.

Luego del argumento, la sociedad Almacenes La 13 refutó a la oposición, asegurando que la marca a registrar es suficientemente creativa y distintiva y además no cuenta con semejanzas sustanciales que puedan generar un error por asociación.

“El consumidor, al ver el signo solicitado, fácilmente podrá determinar que el diseño, tipo de letra y la posición, pertenecen a una sociedad en particular, siendo una marca distintiva”, comentó la solicitante.

LOS CONTRASTES

  • Sergio CabreraSocio de Sergio Cabrera Abogados

    “Pese a que la marca solicitada evoca el concepto de trabajadores campesinos, el signo Juan Valdez ha coexistido en el mercado sin generar un riesgo de confusión”.

Tras evidenciar los elementos presentados, la SIC procedió a realizar su análisis objetivo en el que determinó que pese a que los signos comparten ciertas semejanzas, cuentan con elementos adicionales que generan una impresión diferente.

“Respecto a la ilustración de los trabajadores del campo, no se puede predicar un derecho de exclusivo a nombre de un único titular, sobre todo teniendo en cuenta que las marcas de la opositora además cuentan con la graficación de la mula Conchita”, comentó el tribunal.

Por estas razones la Superindustria negó la oposición interpuesta por la Federación Nacional de Cafeteros y concedió el registro de la marca Almacén El Campesino (mixta).

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.