Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia viernes, 17 de agosto de 2018

Se perdió el registro del signo de la Compañía Colombiana de Automatización por acción de cancelación.

La Compañía Colombiana de Automatización en 2016 solicitó el registro de su marca ARB. Frente a la solicitud, la Superintendencia de Industria y Comercio concedió el registro con vigencia hasta junio de 2026.

Sin embargo, luego de estar registrada la marca, la sociedad ARB Corporation interpuso una acción de cancelación por notoriedad en contra del previo registro de la Compañía Colombiana de Automatización con base en que la marca ARB de ARB Corporation es notoria y por tanto goza de una protección especial pese a no estar registrada.

Luego de que amabas empresas presentaran sus argumentos ante las Superindustria, la Dirección de la misma entidad tomó la decisión de reconocer en favor de ARB Corporation la notoriedad de la marca ARB que identifica productos de la clase 12 en la Clasificación Internacional de Niza, es decir, accesorios para vehículos. Adicionalmente, se ordenó cancelar el registro de la marca ARB de la Compañía Colombiana de Automatización que estaba distinguía productos de la misma clase internacional.

De este complejo pleito marcario, el socio de Triana, Uribe & Michelsen, Andrés Medina Leiva, dijo que “la importancia de este caso, radica en la acertada aplicación de las normas por parte de la Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio, para proteger los derechos de marcas como ARB, que a pesar de no contar un registro en Colombia, son mundialmente conocidas en su sector. Las acciones de cancelación por notoriedad no son usuales, puesto a la dificultad probatoria que supone obtener la declaratoria de notoriedad y a que implican poner en tela de juicio el derecho de un tercero”.

La Compañía Colombiana de Automatización intentó defenderse al argumentar que la SIC carecía de competencia para adelantar acciones de cancelación frente a registros marcarios. Sin embargo, en la resolución correspondiente al caso, la Superindustria comenzó por recordar que la acción de cancelación por notoriedad efectivamente se puede ejercer en Colombia por la supranacionalidad de la Decisión 486.

LOS CONTRASTES

  • Andrés Medina LeivaSocio de TRIANA, URIBE & MICHELSEN

    “La importancia de este caso radica en la acertada aplicación de las normas por la SIC, para proteger los derechos de ARB, que a pesar de nos contar con registro en Colombia, son mundialmente conocidos”.

Antecedentes

ARB Corporation nace en 1975 cuando el fundador Tony Brown se inspiró en un viaje en el vehículo 4WD a través del extremo superior de Australia. En ese entonces esos vehículos dependían de equipos caseros y de esa experiencia nació la idea de equipos duraderos que cumplieran las demandas. Actualmente la empresa tiene presencia internacional con una red de exportación en más de 100 países.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.