Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co miércoles, 17 de enero de 2018

La existencia del signo impidió el registro de la marca Solary JR Ultra Rey

Hay marcas que son reconocidas por diferentes generaciones de una misma familia. En cuanto a jabones, son pocos los colombianos que no se han cruzado alguna vez con el jabón en barra azul Rey, que es elaborado por la compañía Dersa, la cual fue fundada hace más de 50 años con el objetivo de fabricar y comercializar esa clase de productos.

Ese signo, que es uno de los estandartes de la empresa, fue reconocido como notorio por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) pues la entidad negó, por esta cualidad, el registro de la marca mixta Solary JR Ultra Rey del ciudadano Jorge Ramiro Sánchez, la cual pretendía identificar desengrasante y detergente en la clase tres de la Clasificación Internacional de Niza.

El pleito marcario comenzó en julio de 2015, año en el que Sánchez solicitó su marca, sin embargo, la empresa Dersa, cuya razón social es Detergentes Ltda presentó oposición y argumentó que ell signo Rey había sido reconocido como notorio para identificar jabones en barra para uso en el hogar de la clase tres de Niza.

“La solicitud de registro de la marca Solary JR Ultra Rey no goza de dicha aptitud distintiva, pues no cuenta con elementos que permitan diferenciarla en el mercado de signos como los de mi representada al hacer uso de la expresión sobre la cual recae la distintividad, Rey, generando evidentemente un riesgo de confusión y/o asociación que le impide a un consumidor identificarlo con un origen empresarial distinto al de la sociedad Detergentes Ltda” explicaron los apoderados de Dersa a la SIC quienes pertenecen al bufete Triana, Uribe & Michelsen.

Al respecto, Édgar Iván León, profesor de la Universidad del Rosario, señaló que “la notoriedad otorgada por un mercado a la marca hace que esta adquiera prelación en cuanto al registro de otro signo”.

LOS CONTRASTES

  • Égar Iván LeónProfesor de la Facultad de Jurisprudencia de la U. del Rosario

    “La notoriedad otorgada por un mercado a la marca de un bien o servicio hace que esta adquiera una prelación en cuanto al registro de cualquier otro signo que se pretenda inscribir como propiedad industrial”.

También argumentó que en cuanto a su parte fonética, la dicción de las marcas son diferentes, lo mismo que sucede en cuanto a posibles solicitudes visuales y gráficas.

La Superintendencia revisó las causales de irregistrabilidad y analizó la distintividad de la marca solicitada al igual que su similitud con el signo previamente inscrito y el posible daño que causaría a un tercero.

Al hacer el análisis comparativo se identificó que había riesgo de confusión al igual que conexidad competitiva por pretender distinguir detergente, por lo que resolvió negar la marca a Sánchez el 28 de diciembre de 2017 y emitió la resolución número 350.

Antecedentes
Entre 2010 y 2013 la Superintendencia de Industria y Comercio otorgó la categoría de signo notoria a la marca de jabones en barra Rey, de la compañía Dersa. Dos años después, un tercero pretendió inscribir un signo parecido, y tras el alegado de los defensores de la empresa, el bufete, Triana, Uribe & Michelsen, la entidad decidió reconocer la notoriedad de la marca y negar la inscripción del signo opositor.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.