18 de julio de 2024
Suscribirse


18 de julio de 2024
Suscribirse
Marcas

Monster Energy Company perdió conflicto marcario ante la solicitud de la marca Monster Show

La Superintendencia de Industria y Comercio resolvió declarar infundada la oposición de la compañía de bebidas energéticas

07 de septiembre de 2018

Alejandro Valencia


Bloomberg
Canal de noticias de Asuntos Legales

Nuevamente la reconocida empresa que produce bebidas energéticas, Monster Energy Company, se involucró en un conflicto de marcas. Esta vez fue contra Nelson Andrés Giraldo Villa, quien solicitó el registro de la marca Monster Show ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

La empresa que no solamente comercializa bebidas energéticas, sino que patrocina grandes eventos deportivos a nivel mundial, presentó oposición a la solicitud porque consideró que el signo es confundible con su marca Monster Energy, y por tanto está dentro de las causales de irregistrabilidad.

La oposición también destacó que los argumentos de la decisión giran en torno a la reproducción de una partícula de la marca de la que son titulares y previamente registraron, hecho que incide en sus semejanzas visuales, fonéticas y ortográficas. Incluso, manifestaron que si el consumidor llegase a encontrar las marcas en el mercado, fácilmente podrían confundir su origen empresarial.

Frente a esto, Nelson Giraldo no dio respuesta, así que la Dirección procedió a ejecutar el estudio de registrabilidad del signo solicitado, para concluir, a pesar de los argumentos expuestos por Monster Energy Company, que la oposición interpuesta es infundada, y resolvió concede el registro de la marca Monster Show.

Luego de la determinación de la Superindustria, el profesor de la Universidad de la Sabana, Juan Carlos Martínez, experto en Propiedad Intelectual, expresó que “el opositor trajo a colación dos prohibiciones de registro marcario que no aplican para el caso concreto, pues el signo registrado sí cumple con los requisitos para ser marca y sí es distintivo”.

También explicó el profesor que la decisión final se debe a que la Superintendencia dice que no existe confundibilidad entre los dos signos en conflicto, esto porque en el examen marcario debe considerarse la verificación de si hay elementos parecidos que generen riesgo de confusión, y la SIC determinó que no, en la medida que la expresión ‘Monster’ cuenta con elementos adicionales, como ‘Show’ o ‘Energy’, para que un consumidor que se enfrenta a estos productos pueda identificar plenamente su origen empresarial.

Sin embargo, el profesor Martínez se mostró inconforme y aseguró que “no estoy de acuerdo con esta decisión. Me parece que la fuerza distintiva de esas marcas es ‘Monster’ y debería haberse efectuado otro análisis de distintividad frente a dicho componente”.

LOS CONTRASTES

  • JUAN CARLOS MARTÍNEZPROFESOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA SABANA

    “No estoy de acuerdo con esta decisión. Me parece que la fuerza distintiva de esas marcas es Monster, por lo que debería haberse efectuado otro análisis de distintividad frente a dicho componente”.

Lo cierto es que la SIC ya tomó su decisión, considerando que los signos poseen rasgos que permiten su individualización. Es importante recordar que la marca en solicitud consiguió distinguir los productos comprendidos en la clase 41 de la Clasificación Internacional de Niza, que corresponde a eventos deportivos, lúdicos y culturales, diferente a la clase de productos que distingue Monster Energy Company.

Antecedentes

La compañía tiene su origen en California, inicialmente con el nombre Hansen’s Natural Sodas, hasta que en enero de 2012 los accionistas acordaron utilizar Monster Beverage Corporation. A pesar de que su principal producto son las bebidas energéticas, también comercializan bebidas carbonatadas, a base de zumo de fruta, entre otras. Actualmente, tienen 2.500 marcas registradas y venden en América y Europa.

¿Quiere publicar su edicto en línea?

Solo envíe su Edicto o Aviso de Ley, y recibirá la información para su publicación
Comprar ahora
Contáctenos vía WhatsApp

ÚLTIMA EDICIÓN IMPRESA