Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Francisco Campuzano Vélez - jcampuzano@larepublica.com.co jueves, 11 de marzo de 2021

La superindustria dijo que entre las marcas que entraron en pleito no hay riesgo de confundibilidad, pues no comparten elementos

A la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se presentó Sandra Milena Atehortúa con el propósito de registrar la marca SFC Safic para poder distinguir productos comprendidos en la clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza. Estos refieren a prendas de vestir para niños y niñas.

Pero a ese registro se opuso la sociedad American Gaia Corp., la propietaria de las marcas de ropa Ela, Top One y la marca que confrontaron: Studio F.

La Superintendencia ya ha resuelto pleitos marcarios de la industria de la moda.

Esta última tiene una particularidad, y es que en el mercado también es conocida por sus siglas SF, por lo que, con eso en mente, la sociedad argumentó que el signo solicitado reproduce casi en su totalidad este elemento, por cuanto usa las mismas letras y que éstas son la abreviación de las letras del nombre completo.

Esto, según ellos, confundiría al consumidor sobre el origen empresarial de los productos que se ofrezcan al mercado por parte del solicitante. Esto lo soportan bajo la idea de que, al ya tener protegidas las clases 3, 14, 18, y 25, y la oposición pretender grabar la última, los productos que ofrecerían podrían ser complementarios.

LOS CONTRASTES

  • Danilo RomeroSocio de Holland & Knight

    “La marca solicitada tiene elementos en común con la registrada. A pesar de eso, el conjunto tiene diferencias que la SIC valoró al momento de conceder el registro”.

La solicitante indicó que basta un simple vistazo a los elementos gráficos para dar cuenta de su distintividad. La solicitud tiene un fondo azul y mostaza con letras blancas en distintos tamaños y tipografías, mientras que la opositora tiene fondo blanco con letras negras en una tipografía uniforme.

Para Atehortúa son tan evidentes las diferencias entre las marcas, que no hay razón por la cual estas dos marcas, que (por donde se evalúen) tengan un conflicto entre sí.

Aparte, insistió que no hay relación alguna entre los públicos a los que ofrecen sus productos las marcas en cotejo, pues las prendas de vestir de las mujeres son sustancialmente diferentes a las prendas de vestir infantiles.

La SIC no puede desconocer la protección que ha sido otorgada a la familia de marcas de Studio F, pero afirmó que no hay confundibilidad entre las marcas además de las letras ‘SF’.

A pesar de que comparten esos elementos, la Superintendencia de Industria y Comercio decidió conceder el registro de la marca SFC Safic (mixta).

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.