Foto por: Facebook Wenger

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia martes, 23 de octubre de 2018

La Dirección de Signos Distintivos de la Superindustria declaró fundada la oposición, mientras que negó la solicitud de Wenger

En la Superintendencia de Industria y Comercio se enfrentaron dos grandes compañías. Por un lado está Wenger, la empresa suiza que fabrica relojes y aporta el logotipo a las reconocidas navajas del Ejército Suizo. Por el otro lado, SwissBrand que ofrece equipamiento de viaje para sus clientes.

El pleito inició porque SwissBrand se opuso a la solicitud de registro que realizó Wenger para su marca figurativa, correspondiente a un signo sin elementos nominativos. SwissBrand presentó oposición porque consideraba que reproduce su marca, “dejando en evidencia que se trata de una copia o imitación servil”.

También sostuvo que el signo solicitado no es distintivo porque no se diferencia de una marca registrada con anterioridad. Wenger respondió a la oposición con que el argumento carece de fundamento porque no pueden pretender apropiarse de una figura de uso común como lo es una cruz -imagen que representa la marca de ambas compañías- y que coexisten en el mercado.

Dado que Wenger solicitó identificar productos comprendidos en la Clase 9 y 18 de la Clasificación Internacional de Niza, utilizó esto para explicar que SwissBrand también identifica este tipo de clases junto con otras marcas de diferente origen empresarial, hecho que evidencia un claro ejemplo de coexistencia pacífica.

No obstante, una vez presentados los argumentos de ambas partes, la Dirección de Signos Distintivos de la SIC ejecutó su estudio de registrabilidad. Allí pudo determinar que los signos analizados son similarmente confundibles porque al apreciarlos en conjunto se observa que no poseen elementos adicionales que otorguen algún grado de distintividad.

Además, la Dirección argumentó que los signos comparados coinciden en el uso de la imagen de una cruz que, a pesar de no ser idéntica, sí daría lugar a que el público consumidor confunda o asocie las marcas como provenientes de un mismo origen empresarial. Incluso, encontraron que los signos confrontados presentan canales de comercialización similares y medios de publicidad afines.

LOS CONTRASTES

  • JULIO DURÁN MONTOYAASOCIADO EN DEL HIERRO ABOGADOS

    “La SIC concluye acertadamente que los signos en conflicto comparten más similitudes que diferencias desde el punto de vista figurativo, lo cual puede resultar en falsa asociación de origen empresarial”.

Para el caso, Julio Durán Montoya, asociado en Del Hierro Abogados , considera que “la Superintendencia de Industria y Comercio concluye acertadamente que los signos en conflicto comparten más similitudes que diferencias desde el punto de vista figurativo, lo cual puede resultar en una falsa asociación de origen empresarial a los consumidores. Lo anterior genera un riesgo de confusión que afecta los derechos de propiedad intelectual del opositor”.

Antecedentes

Wenger es una empresa suiza fundada en 1893 con más de 120 años de historia. Empezó como una fábrica de cuchillos en Courtételle, luego amplió su gama de productos hacia los relojes y artículos de equipaje. En 2005 Wenger fue adquirido por Victorinox, una marca suiza de navajas y cuchillos, que posteriormente en 2017 lanzó al mercado un modelo de la navaja del Ejército Suizo con el logotipo de Wenger. Actualmente su sede y fábrica se encuentra ubicada en Delémont, Cantón del Jura, Suiza.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.