Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Lunes, 15 de febrero de 2016

De acuerdo con Javier Jaramillo, líder de la entidad, aún no ha habido motivos para investigar a Puerto Nuevo ni a Prodeco y sobre los compromisos contractuales, es la Agencia Nacional de Infraestructura la que debe tomar decisiones respecto de la concesión del Puerto. 

¿Cuál es la posición de la Superintendencia de Puertos sobre la política de acceso de Puerto Nuevo?
El documento de política de acceso a Puerto Nuevo fue presentado a consideración de esta Superintendencia y del Ministerio de Transporte en agosto de 2013. 

Luego de cuatro visitas de inspección entre 2014 y comienzos de 2015, se convocaron para el segundo semestre del año pasado cinco mesas de trabajo con la participación de Puerto Nuevo y de Colombian Natural Resources (CNR) -Sloane Investments Corporation fue citado y no asistió- en las que se concertaron las modificaciones a la política de acceso: en noviembre de 2015 quedó definida dicha Política garantizando la entrada de nuevos usuarios a los servicios del Puerto.

¿Una de las principales denuncias de la SIC es que el inicio de operaciones se dio sin las políticas de acceso vigentes, eso es cierto? Si es así, ¿por qué?
Puerto Nuevo inició operaciones en abril de 2013, pero solo hasta julio de ese año el Ministerio de Transporte estableció que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) debería incluir en sus contratos de concesión un documento de política de acceso para los puertos de servicio público exportadores de carbón.

¿Les llegaron quejas por el uso discrecional del Puerto? ¿Qué medidas se tomaron?
La Superintendencia, atendiendo a las quejas de CNR y Sloane, solicitó a Puerto Nuevo -en tres oportunidades- ajustar su política de acceso, con el fin de dar cumplimiento a compromisos adquiridos durante las cinco mesas de trabajo realizadas durante el segundo semestre de 2015, a las que asistieron también las empresas denunciantes, que en noviembre pasado avalaron los ajustes.

Permanece la confusión sobre con cuántas toneladas de carbón debía empezar el Puerto ¿qué registro tiene la Superintendencia?
La Resolución de otorgamiento del Contrato de Concesión hecha por la ANI estableció una capacidad de 32 millones de toneladas en la primera fase del puerto, y además definió -al inicio de las operaciones- un volumen de carga anual de 21,4 millones de toneladas. Sin embargo, a finales de 2014, la Supertransporte hizo un estudio que determinó que la capacidad real de Puerto Nuevo -en las condiciones operativas de ese momento- era de 23,7 millones de toneladas: 2,3 millones más que la capacidad real reportada por la administración del puerto; razón por la cual se realizaron cinco mesas de trabajo con Puerto Nuevo y CNR -Sloane Investments Corporation fue citado y no asistió- durante el segundo semestre de 2015, dando como resultado la modificación a la política de acceso, la ampliación del periodo libre de almacenamiento de la carga a 90 días y la revisión de la escala de descuentos de la tarifa de uso de instalaciones a la carga, garantizando así el acceso de otros exportadores de carbón al puerto.

¿Hubo incumplimientos del contrato de concesión?
Esa evaluación la debe hacer la ANI como parte contractual y tomar las medidas que considere pertinentes.

 ¿Han impuesto sanciones a Puerto Nuevo? 
No. Más allá del tema sancionatorio, esta Superintendencia busca realizar un acompañamiento integral a todos sus vigilados; razón por la cual viene trabajando para garantizar el libre acceso de las empresas exportadoras de carbón a este puerto público. Se desarrolló un plan de concertación entre las partes   que el pasado 30 de noviembre dio como resultado la implementación de una política de acceso sin restricciones.

Auditorías
La primera auditoría fue en marzo de 2014 y arrojó fallas en los equipos del subsistema de cargue; la segunda, en agosto, evidenció que no se habían implementado en 100% los compromisos del Plan de Mejoramiento adoptado desde julio; la tercera, en octubre, verificó el avance de las metas establecidas a corto plazo en el Plan; y la cuarta, en marzo de 2015, midió los indicadores de línea base establecidos para el Puerto y confirmó la existencia de una capacidad de 23,7 millones de toneladas: es decir, 2,3 millones adicionales, que se ordenó poner al servicio de otros exportadores de carbón.

La opinión

Gabriel Ibarra
Socio de ibarra abogados

“En el caso de Puerto Nuevo la Superindustria debe evaluar si hay un abuso de posición dominante y si hay un trato discriminatorio para terceros interesados en exportar carbón”.