José Andrés Romero, director de la Dian

Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Angélica Benavides viernes, 2 de agosto de 2019

El documento trae modificaciones en la imposición de sanciones

Tres años después de la expedición de un decreto aduanero que intentaba mejorar el sistema y cumplir compromisos internacionales, cuya aplicación terminó siendo escalonada, el Nuevo Régimen Aduanero entra en rigor.
Entre las novedades está el cambio de la denominación de las sanciones que ya no se harán en salarios mínimos sino en unidades de valor tributario (UVT), lo que reducirá su valor en pesos.

Además, se amplía la lista de causales de aprehensión de mercancía por parte de la autoridad aduanera y se enfoca en buscar que tanto exportadores como importadores garanticen una operación más segura.

Además, el próximo 21 de marzo del 2020 desaparecerán los hasta hoy conocidos Usuarios Aduaneros Permanentes, tal como había establecido el decreto de 2016, pues en su reemplazo los beneficios los obtendrán los Operadores Económicos Autorizados, que ya cuenta con 85 registros.

De acuerdo con la firma Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, otros 41 exportadores, 20 importadores y 21 con la doble función esperan aprobación. Los Usuarios Altamente Exportadores también perderán los beneficios.

Rosa Rodríguez, de la firma Araújo Ibarra, explicó que para aquellos operadores que no sean reconocidos como Operadores Económicos Autorizados, la Dian evaluará internamente sus condiciones para garantizar que ayuden a la seguridad del sistema aduanero y decidir si les mantiene, o no, los beneficios que tenían como Usuarios Altamente Exportadores o Usuarios Aduaneros Permanentes, como los pagos consolidados, pero sin otorgarles una categoría determinada.

La evaluación se hará caso por caso, ya que las normas anteriores no incluyeron específicamente qué debía hacerse con los Usuarios Aduaneros Permanentes una vez desaparecieran en 2020 como quedó establecido desde la norma anterior al nuevo régimen.

En general, el decreto aduanero recopila y ratifica buena parte de las normas que estaban vigentes desde 1999, así como algunas de las posteriores emitidas en 2016 y 2018.

LOS CONTRASTES

  • María Carolina UribeAbogada en Carolina Henao Abogados

    “Como siempre, todo depende mucho de la aplicación práctica y el desarrollo que le vaya dando la Dian en cuanto a reglamentación. Sin embargo, consideramos que tiene nuevas oportunidades”.


  • Carlos Eduardo Plata

    Carlos Eduardo PlataAbogado experto en aduanas

    “A medida que se alargó el tiempo, el Gobierno notó que había tres normas aduaneras y ni los funcionarios encargados de aplicarlas sabían cuál debían aplicar por principio de favorabilidad”.

El decreto también incluye la derogatoria de varias de ellas, lo que genera mayor seguridad jurídica al garantizar que los funcionarios de aduanas tendrán una única norma para aplicar en determinados casos, en lugar de buscar cuál le genera el mayor beneficio al usuario y así poder aplicar la ley de favorabilidad.

Carlos Eduardo Plata, de la firma Plata Obregón y Asociados, destacó que también se le devuelve a la Dian la autoridad para habilitar depósitos privados temporales, públicos de distribución internacional y la entrada de medios de transporte a lugares no autorizados.

Además, se implementan procedimientos para un mejor tratamiento de las ayudas humanitarias en las fronteras.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.