Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 25 de enero de 2014

El Alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, defendió que en un posible escenario de posconflicto, las Fuerzas Militares seguirán adelante con su labor de proteger la seguridad pública, pues considera que un acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc no significa el fin de la violencia.

Para Jaramillo, el principal papel que cumplirán las Fuerzas Militares, si se consigue un acuerdo de finalización del conflicto armado con la guerrilla de las Farc, será “continuar proveyendo el bien público más importante que es la seguridad”. 

“Esa necesidad, en ese periodo que se viene, es real en el territorio”, continuó el Alto Comisionado. 

Por eso dijo que será necesaria la implementación de medidas que permitan crear las condiciones en los territorios para que se implementen de manera efectiva los acuerdos. 

“Se trata de asegurar la tranquilidad de la población en las diferentes regiones del país y de dar las necesarias garantías de seguridad a las Farc en su proceso de reincorporación a la vida civil”, dijo. 

Finalmente, destacó que todos los esfuerzos que está realizando el Gobierno Nacional, tanto con los diálogos de paz como con el fortalecimiento a las Fuerzas Militares, es para mejorar las condiciones de vida de los colombianos. 

De ahí, que los diálogos tengan un enfoque territorial, pues lo que se busca es mejorar, primordialmente, la vida de los habitantes del campo, donde se esperan grandes transformaciones y planes de desarrollo que “construyan la paz en un periodo de transición de 10 años”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.